Nacional

Fiscalía defiende la impunidad de narco

* Dice que Policía no presentó elementos para acusar al mexicano amputado

Lizbeth García

Tras la “airada” reacción de la Policía, la Fiscalía defendió su decisión de no acusar por el momento al mexicano Salomón Silva Espinoza, “El Pelón”, a quien le falta un brazo y una pierna, por su presunta participación en el trasiego de 3,101 kilos de cocaína, pero reafirmó que amplió las investigaciones no sólo para el extranjero, sino también para los nicaragüenses Oscar Enrique Bermúdez y Armando José Escobar Bermúdez.
Oscar Enrique posee una lancha que se sospecha fue usada en el trasiego, por lo que fue detenido junto a Escobar tras la incautación de los 3,101 kilos en San Rafael del Sur el fin de semana pasado, pero como no existían suficientes elementos de información y pruebas en ese momento, no fueron acusados y quedaron en libertad al igual que el mexicano, que luego fue retenido por la Dirección de Migración y Extranjería por estar de forma ilegal en Nicaragua.
El jefe de la Unidad Contra el Crimen Organizado de la Fiscalía, Javier Morazán, reiteró que la Policía no les proporcionó suficientes pruebas para acusar al mexicano de 45 años apodado “El Pelón”, porque pese a que la institución apuntó que cuenta con información que señala que Silva es el técnico de navegación del cartel de Jalisco, no les facilitó a ningún testigo que lo haya visto realizando dicha tarea para acreditarlo así en un eventual juicio.
“Siempre existe la red, pero el asunto es poderlo demostrar, y aun cuando se nos diga que una persona pertenezca a una red, pero si no hay pruebas que lo sustenten en juicio, nosotros no podemos ejercer la acción penal”, apuntó el Fiscal.
Morazán señaló que tampoco la Policía les proporcionó ningún informe que indicase que Silva haya sido sometido a la prueba de Ioscan y que la misma haya sido positiva para presencia de droga en la ropa y en el cuerpo del sospechoso, tal como lo informó el pasado miércoles el jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), Denis Tinoco.
Morazán no descartó la posibilidad de que el trasiego de los 3,101 kilos de drogas no sea un caso aislado, sino parte de toda una operación, “porque la experiencia nos dice que las mismas personas que andan en tráfico de drogas tienen conexiones con el tráfico de armas y el tráfico de inmigrantes, porque todas tiene un punto común, y es que todos son parte de una criminalidad organizada que no tiene fronteras”.