Nacional

Dos posiciones sobre el aborto

* “Todo indica que hay fines claramente electoreros con esta marcha. El tema es serio y no debe verse superficialmente, porque vamos poniendo parches y remiendos, y una sociedad parchada no se desarrolla plenamente”: Pastor Carlos Villagra * Esta marcha es de la Conferencia Episcopal de Nicaragua. Si nosotros estamos a favor de la cultura de la muerte, del aborto terapéutico, ya ni siquiera tenemos sentimientos humanos”: monseñor Jorge Solórzano.

Dos teólogos, uno bautista y otro obispo católico, en entrevistas separadas, abordan el tema del aborto, a propósito de la marcha organizada por la Conferencia Episcopal de Nicaragua, anunciada para mañana viernes.
El catedrático y pastor Carlos Villagra y monseñor Jorge Solórzano, puntualizan sobre el controversial tema, donde se observa desde una posición abierta a la reflexión, hasta una decisión tomada.
Monseñor Jorge Solórzano dice:
“Es triste escuchar el clamor de tantos niños que piden nacer en Nicaragua. Aseguran las estadísticas que se matan 100 niños diariamente; es un llamado para que todos trabajemos por una cultura del amor, para la civilización de la vida. Todos los que quieren gobernar deben respetar el sentimiento de este pueblo, sus sentimientos religiosos, sagrados”.
-- ¿Usted va a marchar con fieles de Matagalpa a Managua este 6 de octubre?
Sí, vendrán más de 100 buses de comunidades lejanas como Rancho Grande, Matiguás, Río Blanco y otras comarcas muy remotas de todos los municipios; vendrá mucha gente para expresarse, porque el pueblo matagalpino es muy católico y ama la vida: Queremos manifestarnos como matagalpinos, como un pueblo amante de la vida.
-- Monseñor, el candidato Edmundo Jarquín decía en un debate que el aborto terapéutico es legal en todos los países desarrollados. (La legislación nacional lo contempla desde hace 100 años, y la han usado regímenes liberales, conservadores y sandinistas.) ¿Qué dice al respecto?
Muchas veces quieren presentar a la Iglesia, y manifiestan que es un sentimiento meramente religioso la defensa de la vida. Antes de ser un sentimiento religioso, es un valor humano; nosotros debemos cuidar el valor de la vida, un animalito defiende la vida de su hijo y lo vemos, ya no digamos en lo humano. Yo creo que sería inhumano que nosotros matemos a un ser inocente. Nosotros, los que tenemos valores religiosos, con mucha más razón.
Partamos de lo humano: si nosotros estamos a favor de la cultura de la muerte, a favor del aborto terapéutico ya ni siquiera tenemos sentimientos humanos, debemos trabajar más para no perder esos sentimientos humanos. Si perdemos valores humanos como el respeto a la vida, va a venir la tercera Guerra Mundial. Si nosotros no respetamos a un niño desde que está en el vientre de su mamá, menos que respetemos a otros seres humanos. Tenemos que trabajar por esta cultura para que reine la paz.
-- ¿Toda la Conferencia Episcopal marchará este 6 de octubre?
Esta actividad es una manifestación de toda la Conferencia Episcopal de la provincia de Nicaragua. Los señores obispos somos los primeros defensores de la vida, queremos que reine la cultura de la vida.
-- Se habla de que esta marcha podría ser politizada.
Indudablemente pueden ir todos los ciudadanos de cualquier partido político, pero que sea como ciudadanos. Queremos que ese día se exprese ese valor humano y cristiano. Estamos lejos aquí de toda política partidaria, a favor de la vida. Esta marcha se organiza como Iglesia Católica. Lo que defendemos es el valor de la vida humana.
“Candidatos a jalar agua para su molino”
Reverendo Carlos Villagra: “En estas circunstancias, la manifestación y expresiones que hay en contra del aborto, creo que están ligadas al momento, a la coyuntura electorera, y eso se puede capitalizar. Algún partido puede capitalizarlo, y algunos políticos también para poder llevar agua a su molino.
“Es un asunto delicado y de tanta trascendencia, que no se debe ventilar sólo en este momento; requiere mucho tiempo, mucha discusión, reflexión, y ver todo lo que eso implica.
“El tema es delicado y no debemos verlo como muchos asuntos se ven en Nicaragua, de manera superficial; pues esa superficialidad ha hecho mucho daño en Nicaragua. Ahí vamos poniendo remiendos, parches, y una sociedad parchada no puede desarrollarse plenamente.
-- ¿Qué piensa en cuanto al aborto terapéutico?
En relación al aborto, no nos detenemos primero en las causas, sobre todo cuando hablamos de los violadores y esta gente. Si yo fuera diputado, como dijo Cantinflas, propugnaría por la castración de los violadores, y estoy seguro que eso se resolvería en alto porcentaje y no tendría mucha gente recluida en la cárcel, donde tampoco hay condiciones. Esta gente la pensaría dos veces para cometer su delito.
Los diputados no profundizan al respecto, dan ciertos espacios, propician ciertas condiciones para que se siga dando este tipo de abuso. Primero veamos las causas. Hay que ir al fondo del asunto para después tratar los resultados de este fenómeno.
Del aborto terapéutico considero que en casos muy particulares debería establecerse una comisión de gente sensata, científica, no maleada, para analizar esos casos muy particulares, y que no estén al margen los padres de familia cuando se trate de menores y se analice cada caso.
Todo esto para que no se vuelva una bandera festinada, porque hay muchas personas que se podrían amparar por la no penalización para hacer cualquier cosa, cometer semejante barbaridad. Creo que son situaciones muy particulares, y hay que estudiarlas no con gente fanática, porque eso no nos ayuda.
La comisión debe estar formada por médicos, religiosos, notables, gente que de una manera científica, sabia y sana pueda sugerir, porque si se trata de una menor de edad, los padres de familia tienen una influencia muy fuerte en este asunto. No se debe dejar esto tan suelto, sobre todo en la sociedad que tenemos.
-- Si la marcha es organizada por la Conferencia Episcopal de Nicaragua, ¿qué opina de algunos líderes evangélicos que han llamado a participar en la marcha?
Esto resulta sospechoso, porque entiendo que los líderes religiosos deben ser personas de principios muy claros de lo que hacemos. Debemos mantenernos dentro de una línea muy definida, muy clara. Me parece sospechoso. Es como que quieren congraciarse con cierto sector, y posiblemente haya algo más detrás de todo esto, sobre todo en las circunstancias actuales.

(Con la colaboración de Elba Gutiérrez)