Nacional

Estampida de borrachines por metanol en Nandasmo


MASAYA -Pánico y “medidas de precaución” fueron las reacciones inmediatas de los bebedores consuetudinarios que habitan en los municipios del departamento de Masaya, sobre todo los más cercanos a Nandasmo, los que de momento desaparecieron de sus acostumbradas esquinas, mientras ubican nuevos sitios seguros para adquirir el alcohol de más bajo precio.
Pese a las medidas oportunas aplicadas por la Policía Nacional de Masaya, y no obstante las medidas orientadas por el Minsa, todavía existen establecimientos que comercializan “guarón”.
“No puedo dejar morir de una goma a mis clientes”, dijo a EL NUEVO DIARIO una dueña de cantina que no quiso ser identificada por temor a que le cierren el negocio y le decomisen el producto que ahora únicamente vende a sus más fieles consumidores.
Para Olman Díaz, conocido popularmente como “Calcetín”, y Jemy Rafael Barquero --“Pachín”--, a quienes todos los días se les puede encontrar en la esquina donde “La Clarita”, en Niquinohomo, las restricciones aplicadas por la Policía y el Minsa no les han afectado, porque desde que supieron la noticia de que decenas de personas morían en León a causa del metanol empezaron a consumir licor sellado.
Lo difícil para estos jóvenes que se dedican a beber alcohol los 365 días del año, es que antes pedían a los conocidos que pasaban por la calle “un peso” para sacarse la goma, pero hoy tienen que practicar asociatividad, pues cada uno se dedica a pedir cinco “pesos” para juntar los doce que vale en la pulpería la media botella de “Caballito”, “Corona” o “Mombacho”, marcas de aguardiente con mayor concentración de alcohol y a precio más bajo.
Los 222 litros de “guarón” decomisados por la Policía en Nandasmo en la cantina de “Mundial”, y cuyas muestras dieron positivo de metanol en el laboratorio del Minsa, tienen un valor de 8,300 córdobas, y al ser mezclados con agua el valor se triplicaría, pero a cambio de llevarse al panteón, al hospital o a las sombras de la ceguera, a cientos de beodos.