Nacional

Enacal en campaña para subir agua en 40 por ciento


Oliver Gómez

Altos funcionarios de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), ayer expusieron ante la Asamblea Nacional la necesidad de aumentar las tarifas del servicio de agua potable y alcantarillado sanitario en un 40%, debido a una supuesta “insuficiencia financiera” que existe en esta firma estatal.
Al menos eso dijo Luis Henry Debayle Solís, Presidente Ejecutivo de Enacal, quien presentó en detalles del estado operativo y financiero en que se encuentra esta empresa ante los diputados y miembros de las comisiones Económica y de Infraestructura del Parlamento.
Debayle recordó que ambas tarifas están “congeladas” desde 2001, y eso quiere decir que ahora el país entero goza de una factura que se debió enviar hace cinco años, pero, para actualizar las mismas, ahora se requiere un aumento de por lo menos 40%, que es la variación en este período.
En esa fecha, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se pronunció acerca de un recurso que llevaron los miembros del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y la Liga de Defensa del Consumidor de Nicaragua (Lideconic), donde mandan a “congelar” las dos tarifas y consultar a ambos organismos cuando se necesite ajustar cualquier porcentaje.
El presidente de Enacal argumentó iliquidez señalando que los costos operativos ahora están muy por encima de las arcas y la colecta de la empresa, que son las únicas entradas de dinero que sostienen a esta firma estatal que garantiza la entrada de agua potable a todas las viviendas del país y la evacuación de las aguas negras.
Debayle señaló que Enacal está sobreviviendo gracias a los préstamos de diversos organismos multilaterales que ven el desarrollo de esta empresa como una forma de elevar el nivel de vida de los habitantes, al llevar los servicios hasta sus viviendas, pues, de lo contrario, se estaría registrando “cero inversión” por falta de dinero.
“Es que lo que colectamos de las facturas ya no nos alcanza para pagar tantos gastos que tenemos en Enacal, como el pago a nuestros proveedores, movilización, reparaciones, pago de la planilla y el pago de la luz; que es lo más caro que tenemos”, refirió Debayle.
Al exponer los detalles financieros de Enacal, el funcionario detalló que se necesita una fuerte suma de dinero para poder completar un plan de expansión de las redes de distribución del servicio, algo que están solicitando los clientes.
Explicaron en su presentación ante la Asamblea, que un cliente promedio de Managua, que tiene tarifa domiciliar y consume entre 21 y 50 metros cúbicos al mes, ahora paga cinco córdobas con 88 centavos por cada metro de agua potable que le llega, y además, un córdoba con 46 centavos por cada metro de ese mismo líquido, en concepto de alcantarillado sanitario.
A estas dos tarifas se pretende afectar con el alza, aunque todavía falta aplicarle cuatro córdobas con 24 centavos por “cargo fijo” de Enacal.
El diputado Edwin Castro, quien estuvo presente durante la exposición, dijo haber dejado claro el rechazo de la bancada sandinista a esta propuesta de la Aguadora, y recordó que Enacal goza de muchos beneficios que se le brindaron cuando se reformó la Ley Orgánica de la empresa, “para que no pagaran impuestos y además pagaran el servicio de la luz de una forma más barata”.
Castro desestimó que se pretenda evaluar este planteamiento de los directivos de Enacal, y señaló que “nosotros sólo llegamos a escucharlos, pero no vamos a apoyar esa necesidad de alza que ellos quieren que respaldemos”.