Nacional

Marchas y contramarchas por aborto terapéutico


Las dos caras de la moneda en el tema del aborto terapéutico se han tomado las calles esta semana. Movimientos de mujeres y ONG que están a favor del aborto terapéutico marcharán para que éste se mantenga en el Código Penal.
Mientras los religiosos y organismos “pro vida”, también liderados por los jerarcas de la Iglesia Católica, exigen la eliminación del artículo que permite el aborto terapéutico, desde ayer realizan plantones en semáforos y rotondas de la capital, y culminarán también con una marcha hacia la Asamblea Nacional este viernes.
Azalea Solís, del Movimiento Autónomo de Mujeres, anunció que la marcha a efectuarse el 11 de octubre, es para demandar que se mantenga el aborto terapéutico en el Código Penal. Solís comentó que la otra marcha tiene ribetes políticos, ya que los candidatos presidenciales participarán en busca de captar más votos.
Indicó que desde 1891, el Código Penal contempla el aborto terapéutico, como única excepción para salvar vida de las mujeres ante situaciones científicas y médicas justificadas. “Eliminarlo es condenar a la muerte a miles de mujeres, y particularmente a las pobres que no tienen dinero para practicarse uno en Cuba y en otros países donde esta práctica no es prohibida por la Ley”, afirmó.
Consideró que el punto central de este tema debe ser discutido entre el derecho que le asiste y la ciencia. “Hay circunstancias en las cuales es necesario practicar el aborto, o la mujer puede morir, sin embargo, si la mujer prefiere no practicárselo, aún cuando su vida está en riesgo, está en su pleno derecho”, dijo la feminista.
Afirmó que el aborto terapéutico debe ser utilizado en casos cuando se cometan incestos, violaciones, malformaciones congénitas y retraso mental. “El 95% de los ginecoobstetras del país aseguran que este artículo no debe ser eliminado de la legislación”, dijo Solís.
Se debe respetar el Estado laico
Asimismo, señaló que la Iglesia no puede tomar las decisiones políticas del país, ya que nuestra Constitución en el artículo 69 expresa que el Estado es laico y no se pueden imponer las creencias de nadie.
Solís afirmó que si se retira el artículo de la legislación recurrirán ante la Comisión Internacional de Derechos Humanos. “Si se retira el aborto terapéutico aumentarán los casos de abortos clandestinos, ya que la mujer que está decidida a practicárselo, lo hará de cualquier forma”, indicó.
Éste es un tema manipulado y van querer salir como políticos correctos a favor de la Iglesia. En las elecciones pasadas se manipuló la Ley de Igualdad de Oportunidades, ahora le tocó al aborto terapéutico. El punto de esta concentración será en la rotonda de Plaza Inter a las diez de la mañana, y marcharán hacía la Asamblea Nacional.
Al ser consultada la ministra de Salud, Margarita Gurdián, afirmó que el Minsa cumplirá lo que las leyes manden. “No puedo decirte más que vamos a hacer lo que las leyes manden con respecto al tema”, dijo escuetamente. El Minsa no conoce con exactitud la cifra precisa de abortos que se han practicado en los últimos cinco años en el país.
AN recibirá a curas
La Junta Directiva de la Asamblea Nacional acordó ayer recibir este viernes a la Conferencia Episcopal para conocer sus criterios sobre el tema del aborto terapéutico y explicarles el procedimiento que lleva a cabo ese poder de Estado en la aprobación del nuevo Código Penal.
José Figueroa, tercer Secretario de la Asamblea, dijo que el acuerdo establece que el directorio parlamentario recibirá a la máxima estructura de la Iglesia Católica a las 11 de la mañana, una vez que haya culminado la marcha contra el aborto anunciada para ese día.
Dijo que un diputado liberal mocionó que se llevara a cabo una sesión extraordinaria de plenario “pero se acordó que la Junta Directiva va a recibir al pleno de la Conferencia Episcopal”.
Al ser consultado sobre el anuncio de la marcha contra el aborto terapéutico, cuando en la Asamblea Nacional no se está discutiendo el nuevo Código Penal, Figueroa dijo que ese Código está en la agenda base, “e incluso que hay un acuerdo en que en la medida vayan dictaminándose (en la comisión de Justicia) los capítulos respectivos, se va a ir incorporando a la discusión en el plenario”.