Nacional

Denuncian despilfarro y nepotismo en Cruz Roja

* Presidentes departamentales piden que se realicen elecciones

Melvin Martínez

Tráfico de influencias, irregularidades administrativas y financieras, uso discrecional del dinero para actividades particulares, amenazas de despido y persecución con los que no comulgan con su política, es parte de una denuncia que hicieron pública los trabajadores y voluntarios de la Cruz Roja Nicaragüense, en contra de Esperanza Bermúdez de Morales, Presidenta de la Institución humanitaria.
La directora de Relaciones Públicas de la institución, Maryelizabeth Romero, afirmó que será hasta hoy que Bermúdez, en una asamblea de trabajadores, dará su versión con respecto a la denuncia documentada de los quejosos.
Ante las supuestas arbitrariedades, el Consejo Nacional de la Cruz Roja, integrado por los presidentes departamentales de la institución, solicitó por medio de una carta dirigida a Bermúdez, que se hagan elecciones de manera urgente.
Según los quejosos, la administración no ha rendido cuentas sobre 189,637 córdobas, de los que buena parte fueron utilizados para viajar a diferentes países de Centroamérica.
“La Presidenta de la Cruz Roja Nicaragüense tiene secuestrada a la institución en contubernio con su hijo, Ricardo Morales, quien funge como asesor legal de la misma”, afirmaron los quejosos.
“Hacemos pública la denuncia como última alternativa para poner freno a los abusos de poder y autoridad y nepotismo cometidos por la actual Presidenta, señora Esperanza de Morales, quien ha ejercido el poder de forma arbitraria y dictatorial desde hace más de 17 años”, afirmaron los trabajadores.
En la misiva, le exigen a Bermúdez que convoque urgentemente a elecciones para que asuman las autoridades electas en enero de 2007. Además, que destituya a su hijo, Ricardo Morales, como asesor de la Cruz Roja Nicaragüense.
“Exigimos que depongan la persecución, chantajes, amenazas, presiones y expulsiones para quienes no estamos de acuerdo con tanta barbaridad y abuso”, dice la misiva.
Como se recordará, hace dos meses los trabajadores del Banco Nacional de Sangre iniciaron una huelga indefinida que se extendió por dos semanas por el despido de dos trabajadores, que al final fueron reintegrados. Aunque Bermúdez ha ganado las dos últimas elecciones, la última la obtuvo en medio de serios cuestionamientos por parte de los cruzrojistas y trabajadores de la institución.