Nacional

Director de Inafor denuncia amenazas


Melvin Martínez

El presidente Enrique Bolaños no tiene idea del caos que ha ocasionado con el cuestionado estado de emergencia que decretó el pasado mes de mayo. En cambio, Indalecio Rodríguez, Director del Instituto Nacional Forestal, lo está sintiendo en carne propia:
“No han dejado de amenazarme. Estoy acostumbrado a recibir estas amenazas, lo que buscan es acobardarme para no continuar con el trabajo, pero no lo van a lograr. Ellos acostumbran a decirme: ‘Te vamos a encontrar solo y en lugares retirados, ya vas a desaparecer’”, dijo Rodríguez.
Consideró que la última amenaza tiene un doble sentido, pues se refiere a su desaparición física y a la proximidad del fin del período del actual gobierno, y, por ende, a su retiro del cargo.
Tres delegados separados del cargo
Las últimas amenazas coinciden con la separación del cargo de tres delegados de distritos, entre los que se incluyen la RAAS y Nueva Segovia, territorios donde se realiza una mayor actividad maderera legal o ilegal.
Indicó que en el proceso de “limpieza institucional” han removido de sus cargos a 50 de 80 delegados municipales; y con estos tres, a seis de 10 delegados distritales en todo el territorio nacional.
Entre otras irregularidades cometidas por los delegados de distrito y departamentales está otorgar diez permisos en un mismo día. Algunos, inclusive, continuaron otorgando permisos, aún después que entró en vigencia el decreto, el cual mandaba a suspender toda actividad.
“Esperaremos fallo de Suprema”
Además, comprobaron que autorizaban dos aprovechamientos diferentes en una misma área, y otorgamiento de permisos a orillas de fuentes de agua, entre otras.
“Nosotros vamos a continuar haciendo el trabajo y a esperar el fallo de la Corte Suprema con respecto al amparo de los madereros”, dijo Rodríguez.
Después de que Bolaños, el pasado tres de mayo, anunció el decreto de Emergencia Económica en las regiones del Caribe y los departamentos de Río San Juan y Nueva Segovia, se conformó una comisión interinstitucional conformada por Marena, Inafor, la Procuraduría Ambiental y el Ejército de Nicaragua.
Bolaños no da la cara
Desde entonces, se desató una guerra legal entre los madereros e Inafor por la posesión de la madera. La llamada comisión interinstitucional se ha reducido al pobre accionar de Inafor, justificado por la carencia de presupuesto.
Bolaños tampoco ha dado la cara para brindar un informe de las acciones que han emprendido, a pesar de que fue él quien con su decreto inició el caos en el sector maderero.
Se estima que la madera incautada por la comisión está valorada en más de 6 millones de dólares, mientras que 400 mil dólares es el valor de la madera en el río Kum Kum.
La madera incautada a partir del anuncio de emergencia forestal del mandatario, no fue subastada como pretendía inicialmente Inafor, sino que sigue bajo el resguardo de efectivos del Ejército de Nicaragua e Inafor, mientras la Corte Suprema de Justicia se pronuncia sobre el fondo del recurso de amparo interpuesto por los madereros.