Nacional

Golpe a “comando” narco

* Retenes de la Policía y el Ejército los obligaron a desbandarse entre La Trinidad y San Rafael del Sur * Huyeron disparando, y dejaron abandonados, en cañaverales, vehículos, droga y gran cantidad de Akas * Se confirma que hay mexicanos y nicaragüenses implicados, un preso y están identificados los dueños de los automotores

Un operativo coordinado entre la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua dejó como resultado la incautación de diez fusiles AK, diez magazines de AK, 145 bultos de cocaína, dos radios comunicadores, dos lámparas y otros accesorios.
El desembarque se dio en la playa de Casares, Diriamba; éste era esperado por un ejército de narcotraficantes nicaragüenses y mexicanos, quienes se movilizaban en cuatro camionetas. Éstos eran esperados en el empalme de Diriamba por efectivos policiales y del Ejército, por eso variaron la ruta hacia la carretera de La Trinidad, con rumbo hacia San Rafael del Sur.
A eso de la una de la madrugada del día sábado esta caravana se redujo a tres vehículos que fueron interceptados por una patrulla del municipio de San Rafael del Sur, a la altura del kilómetro 58 carretera hacia Masachapa.
Narcos huyen por cañaverales
En la patrulla viajaban siete efectivos policiales, quienes entraron a fuego cruzado con los narcotraficantes. De los tres vehículos, uno se dio a la fuga.
“Cuando el primero se dio a la fuga, iniciamos la persecución de la camioneta Mitsubishi doble cabina, color verde olivo, placa M- 021 677, a la cual se le logró dar un golpe obligándola a salir de la carretera e introducirse en los cañaverales, ubicados a en el kilómetro 55”, expresó el subcomisionado César Cuadra, divulgador del Distrito VII.
Después del tiroteo entre los agentes policiales y los narcotraficantes, éstos se bajaron de la camioneta y se escaparon entre los cañaverales, aprovechando la oscuridad de la noche. En el vehículo se decomisó 10 fusiles AK, 10 magazines para fusiles AK, dos radios comunicadores, dos lámparas, repelentes contra mosquitos, ambientadores y una hielera con agua, así como jugos y cervezas.
Otro de los vehículos abandonados fue el camión marca Hyundai, color blanco, placa M- 025 957, que también estaba sin ocupante, pues ya habían huido. Aquí se incautaron 145 bultos de cocaína, además de tres bidones con aproximadamente 60 galones de combustible, tres radios comunicadores y un fusil AK. Extraoficialmente se confirmó que todavía existían armas en los cañaverales y se supone que son aproximadamente 15 fusiles.
Un capturado
El comisionado Víctor Bucardo, jefe del Distrito Siete, afirmó que se está haciendo patrullaje con el fin de combatir la narcoactividad. “Se tenía conocimiento que por esta zona circulaban vehículos con ocupantes en actitud sospechosa, es por ello que había creado un plan de vigilancia”, dijo.
Bucardo también confirmó la captura del ciudadano Enrique Bermúdez Pérez, quien está bajo investigación, además de la ocupación de una lancha a la cual se le está realizando el peritaje.
“Tenemos a otros sospechosos ya ubicados, pero esos detalles los dará mañana (hoy) en conferencia de prensa el comisionado Mayor Julio González, segundo jefe de Managua”, dijo el comisionado Bucardo.