Nacional

Busera afectada mete juicio contra Kuant

* No le hace caso ni a la Comisión de Transporte de la Asamblea Nacional * Señora recurrió hasta a doña Lila, pero todo se disolvió “en puras cartas”

La Comisión de Comunicaciones, Transporte, Energía y Construcción de la Asamblea Nacional, habría solicitado al licenciado Yamil Kuant López, Director General de Transporte Terrestre, que resolviera al menos nueve denuncias de concesionarios afectados con la entrega irregular de rutas.
La carta de la Comisión fue enviada en noviembre de 2005 a Kuant López, y éste jamás la respondió, y, por el contrario, continuó aprobando permisos de operaciones que afectaron a los mismos transportistas que se atrevieron a denunciar las irregularidades.
Tal es el caso de Silvio Robleto Rocha, socio de la Cooperativa “Pedro Joaquín Chamorro” y dueño de la ruta Juigalpa-El Ayote. Robleto recurrió de revisión ante el director de transporte terrestre porque su ruta fue cancelada por un supuesto abandono, y la concesión de Robleto Rocha le fue entregada a Efraín Marín, un transportista de mucho dinero.
El 11 de enero pasado, Kuant López resolvió cancelar la ruta a Marín reasignándola a Robleto, pero el delegado de transporte de Juigalpa, Rolando Ortiz, desatendió la orden de Kuant y la entregó al transportista Polo Ríos, quien actualmente hace el recorrido Juigalpa-El Ayote.
Ríos vendió a inicios de este año una ruta Juigalpa-Camoapa. La venta lo hizo perder según la Ley General de Transporte, el derecho a obtener más concesiones hasta después de cinco años. Aún así, le asignaron la ruta que le quitaron a Robleto en una clara violación a la Ley.
Más afectados
Germán Bonilla Suazo, socio de la cooperativa Intermunicipal Cotlántico, que recorre la ruta Juigalpa-San Carlos, también denunció que otro concesionario fue beneficiado con una ruta a la misma hora de salida que él, lo que le provoca graves problemas al quitarle los pasajeros.
Otros transportistas que también denunciaron irregularidades de Yamil Kuant son Aura María Aragón Oriunda, Celia Flores Galeano, Arnulfo Ruiz Guillén y Daniel Marcelino Canales, presidente este último de la Cooperativa Servicio de Transporte Expreso, Dapasmapa R.L.
En todos los casos, el director de transporte terrestre entregó concesiones al margen de la ley al no llamar a licitación pública como establece la Ley General de Transporte Terrestre y sin contar con la Comisión Nacional de Transporte, instancia que según la Ley es la facultada para otorgar las concesiones.
Demanda contra Kuant
En el caso de la señora Aragón Oriunda, la afectada recurrió a los tribunales comunes para demandar a Kuant López por daños y perjuicios. Aragón afirma en su denuncia presentada en los tribunales de Mateare, que está perdiendo cada día tres mil córdobas.
La ruta de Aragón coincidía con la hora de llegada de una lancha procedente del interior del municipio de San Carlos, por lo que lograba llenar su bus con los pasajeros que llegaban en la embarcación. Pero Kuant López aprobó otra ruta a la misma hora, lo que afectó económicamente a Aragón, quien exige una indemnización millonaria por los daños causados.
Mientras tanto, la señora Celia Flores Galeano, originaria de Juigalpa, vivió un verdadero Vía Crusis en búsqueda de justicia. Primero recurrió al Despacho de la Primera Dama, buscando auxilio, porque su ruta Juigalpa-Managua fue invadida en sus horarios por una ruta que le entregaron al transportista Mauricio Ruiz.
En febrero de 2004, el despacho de la Primera Dama remitió el caso de Flores Galeano “para su consideración y evaluación” al entonces Ministro de Transporte e Infraestructura, Pedro Solórzano, pero la respuesta fue negativa.
Tres meses después, en mayo de 2004, ante la negativa de Solórzano, Flores Galeano recurrió al entonces secretario privado de la Presidencia, Avil Ramírez, quien mandó cartas a Solórzano para que “investigue lo expuesto y remita copia de la respuesta”, pero los resultados fueron negativos. En 2006 el problema de Flores Galeano aún está sin ser resuelto.