Nacional

Sin barcaza habrá apagones en elecciones


Ary Pantoja

El Poder Ejecutivo no dio la suficiente garantía al Consejo Supremo Electoral (CSE) para asegurar el fluido eléctrico durante los comicios generales del próximo cinco de noviembre, y “todo depende de si la Asamblea Nacional autoriza la entrada de una planta generadora de 80 megavatios”, según expresó el ministro de Gobernación Francisco Fiallos.
Los magistrados del CSE se reunieron la tarde de ayer con el presidente de la república, Enrique Bolaños, y con el gabinete en pleno. Según fuentes extraoficiales del CSE, en esa reunión el vicepresidente de este poder del Estado, Emmett Lang, habría responsabilizado al Ejecutivo por cualquier problema que se dé previo, durante y después del 5 de noviembre producto de la falta de energía.
Al término del encuentro, en el que también participó el director de negocios de la empresa distribuidora Unión Fenosa, José Ley Lau, quien según el presidente del CSE, Roberto Rivas, se comprometió a garantizar la energía cinco días antes de los comicios, el propio día cinco de noviembre y 15 días posteriores.
Sin embargo, Rivas dijo que Unión Fenosa se comprometió a no realizar apagones siempre que “se le den los puntos concretos”. Rivas no especificó a qué puntos se refería.
Rivas dijo que el presidente Bolaños podría, incluso, pedir ayuda a sus colegas centroamericanos para importar energía de cualquiera de los países de la región. En todo caso, Rivas no quiso profundizar sobre el tema, argumentando que “el problema de la energía no es competencia del Consejo Supremo Electoral”.
Gobierno pasa la bola al Legislativo
Por su parte, el ministro de Gobernación, Francisco Fiallos, pasó la pelota al Poder Legislativo, y dijo que se garantizaría la energía si los diputados autorizan la entrada de la planta energética, cuya contratación directa fue rechazada por la Contraloría General de la República (CGR).
“En cuanto a la energía, el Poder Ejecutivo lo que está haciendo es enviando a la Asamblea Nacional la autorización para que se pueda contratar esta barcaza y podamos garantizar energía permanente cinco días antes, durante y 15 días después de la elección”, reiteró.
Fiallos remarcó la importancia de garantizar la energía durante las elecciones, pero argumentó que el Poder Ejecutivo “tiene sus límites”, en cuanto a la autorización de la planta energética.
“El Poder Ejecutivo tiene sus límites; hay un momento en que no puede hacer más si no es aprobado por otras entidades, como la Contraloría o la Asamblea Nacional”, expresó Fiallos.