Nacional

Demanda devolución de camioneta incautada


Vladimir López

El señor Silvio Argüello Herdocia, mediante carta abierta al ex ministro de Transporte e Infraestructura, Ricardo Vega Jackson, lo acusa de usufructuar y utilizar una camioneta de su propiedad, que supuestamente el Poder Judicial le ordenó regresar desde cuando fungió como Director General de Aduanas.
“Me estoy refiriendo a la sentencia en la que a usted se le ordena devolverle a mi familia una camioneta Lexus, color negro, año 2001, que fue adquirida mediante préstamo y prenda con una institución bancaria de prestigio, la cual fue incautada erróneamente y que fue asignada de modo indebido cuando usted era Director General de Aduanas, y que pese a estar ordenado en una sentencia firme, usted se ha negado a cumplir con el principio ciudadano de acatar las resoluciones judiciales y, peor aún, siguió utilizando y usufructuando el bien que le han ordenado regresar”, especifica.
Argüello Herdocia señala que coincide con las recientes declaraciones que brindó el ingeniero Vega Jackson, donde expresó que “si vas a manejar un discurso, tenés que ser consecuente con tu discurso”.
“Si embargo”, le recuerda, “cuando en base a una sentencia judicial, que nuestras Carta Magna dice que es de ineludible cumplimiento, usted ha hecho y sigue haciendo caso omiso a tales resoluciones burlándose de las autoridades judiciales y, peor aún, siguió usufructuando y utilizando el bien que le han ordenado regresar”.
Argüello agrega que el ingeniero Vega Jackson, dentro de sus “mensajes de principios”, se olvida de que cuando le llevaban los oficios del juez para que entregara la camioneta, los funcionarios de la Aduana lo negaban y lo escondían, entre ellos el asesor legal Francisco Mendoza Hurtado, “quien también ha sido mencionado en las publicaciones de que gozaba de prebendas ahora cuestionadas”.
El denunciante añade que cuando Vega Jackson asumió el Ministerio de Transporte e Infraestructura, “se encubrió en su inmunidad para no responder a la acusación por desacato a las autoridades judiciales, delito que es penado por la ley, que entabló en su contra el Ministerio Público, la que ahora basado en sus “principios de transparencia” tendrá que enfrentar”.
“Finalmente, dentro de su “mensaje de principios” usted obvia completamente que aún sin ser funcionario público usted continúo usufructuando y utilizando el vehículo que le fue asignado cuando era funcionario, el cual, pertenece a mi familia por derecho y así fue demostrado ante los tribunales de justicia, vehículo que usted se ha negado a regresar y a cumplir con el mandato de una sentencia, sin razón alguna porque no tiene necesidad de él, ya que en su casa usted tiene aparcados alrededor de cinco vehículos de lujo, con el de mi familia suman seis”, sostiene Argüello Herdocia.