Nacional

Identifican a sospechoso en asalto a sucursal BDF

* Fueron 800 mil córdobas los sustraídos, aunque perdieron unos 100 mil por efectos de “bomba de tinta” que explotó entre maletines * Camioneta estuvo aparcada en cercanías de casino próximo al banco, hubo llamadas a la Policía y nadie le puso mente al asunto * Hay dos detenidos de empresa que rentó el vehículo, ya ubicaron imprentas donde confeccionaron falsas calcomanías y hay vídeo de asaltantes

Oscar Armando Salinas Cárcamo es el principal sospechoso del asalto a la sucursal del Banco de Finanzas (BDF), en Diriamba, ocurrido el pasado miércoles, según tipificación de la Policía Nacional.
Salinas es un joven de 22 años que habita en el barrio Waspam Sur, aunque sus familiares aseguran que desde hace tres meses no vive ahí.
Un poco después de la siete de la noche del mismo día del asalto a la entidad bancaria, agentes policiales allanaron la vivienda de Salinas Cárcamo en busca de mayor evidencia.
Supuestamente el sospecho pasó el día del asalto por la vivienda de su mamá en una camioneta, que se presume es la que se utilizó en el atraco.
“Dicen que mi hijo pasó en una camioneta, pero yo no sé qué camioneta”, expresó ayer a EL NUEVO DIARIO la mamá del muchacho.
En el allanamiento a la vivienda participaron unos 30 agentes policiales, los que se movilizaron en al menos seis patrullas.
“Yo estoy aquí, pero de mi hijo no sé nada. Él se fue hace tres meses con una mujer, pasaba por aquí cuando yo andaba trabajando”, agregó la angustiada señora.
Ella también dijo estar extrañada, ya que su hijo no fuma ni bebe, tampoco anduvo involucrado en pandillas ni nada por el estilo.
“Ahora dicen que es el principal sospechoso, como que tuviera alguna carrera delincuencial”, agregó entre sollozos la señora.
Se sospecha
de extranjeros
Por su parte, la Directora General de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, aclaró ayer que en el asalto al banco participaron entre cinco y seis personas, y no se descarta que alguno sea extranjero.
Las primeras versiones tras el hecho indicaban que eran entre ocho o diez sujetos los que realizaron el atraco, los que supuestamente usaron saco y corbata y uniformes policiales.
Granera explicó que dos de los asaltantes iban vestidos de policías, y uno con el informe de Servipro. Además, señaló que utilizaron la escopeta que tenía el único guarda de seguridad de la sucursal bancaria y un fusil AK.
El botín fue de 800 mil córdobas. Los delincuentes perdieron más de cien mil córdobas en la huida, según Granera, ya que entre el dinero iban trampas químicas, y una de ellas explotó en uno de los maletines, dañando los billetes y dejando manchadas de negro las manos.
La Policía tiene los nombres de las imprentas y lugares donde se dieron a hacer las calcomanías utilizadas en uno de los vehículos en que llegaron los asaltantes, y están en la búsqueda de quiénes las dieron a hacer.
También tienen el video donde aparecen los asaltantes, porque aunque intentaron dañar el sistema, no lo consiguieron por ser de buena calidad.
Solamente hay dos detenidos hasta el momento. Ambos son empleados de la empresa donde se rentó la camioneta que utilizaron para el asalto. La Policía sostiene que estas personas están siendo investigadas porque parece que la renta no se hizo de acuerdo con todos los procedimientos regulares, por lo que se sospecha que pueden conocer a los asaltantes o tener algún vínculo con ellos.
El posible involucramiento de una persona muy allegada a un reconocido entrenador de béisbol en el país, no se ha descartado aún.

Persecución tenaz
Alberto Cano
DIRIAMBA, CARAZO
Fuerzas combinadas de la Policía de Carazo y Managua se enfrascaron ayer en una tenaz persecución de los sospechosos del asalto a la sucursal del Banco de Finanzas, BDF, en la ciudad de Diriamba, y hasta requisas de dinero hubo a personas que se desplazaban en los alrededores del sitio donde se produjeron los hechos.
Durante la reconstrucción del hecho, al que asintieron funcionarios policiales, fiscales y representantes de la entidad bancaria, se quedó claro que fueron seis los elementos que penetraron al pequeño edificio, y que dos de ellos efectivamente iban vestidos de policías, otros dos de saco y corbata, y los restantes sujetos con uniformes de la empresa de vigilancia Servipro, que tiene a su cargo la vigilancia de los bancos del BDF.
En efecto, tal como manifestaron los testigos, se pudo comprobar que la camioneta blanca sin placas, con emblema de la Organización de Estados Americanos, OEA, antes había estado aparcada en las cercanías de un casino próximo al banco, y que hubo hasta personas que llamaron a la Policía y nadie le puso mente al asunto, hasta que el atraco se dio pasadas las once de la mañana del miércoles.