Nacional

CIDH convoca a Nicaragua y Costa Rica a audiencia por xenofobia

En la audiencia, que se realizará el 18 de octubre próximo en la sede de la CIDH en Washington, se discutirá la demanda que Nicaragua interpuso contra Costa Rica.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA convocó a Nicaragua y Costa Rica a una segunda audiencia para discutir sobre la demanda por xenofobia y discriminación en contra de inmigrantes nicaragüenses. La audiencia se realizará el 18 de octubre próximo en la sede de la CIDH, en Washington, informó hoy la Cancillería en un comunicado oficial.
La fuente agregó que la delegación de Nicaragua estará encabezada por el agente para el caso, José Antonio Tijerino, y el embajador de Nicaragua ante la OEA, José Luis Velásquez. La primera audiencia se realizó en Guatemala, el 18 de julio pasado, durante la celebración del 125 período extraordinario de la CIDH, organismo de la Organización de Estados Americanos (OEA).
Nicaragua demandó a Costa Rica el 6 de febrero pasado, ante la CIDH, por supuesto "incumplimiento en el deber de brindar las debidas garantías en la protección de los derechos humanos de los nicaragüenses viviendo en ese país". El Gobierno ha puesto como ejemplos emblemáticos de la xenofobia y discriminación con la que supuestamente Costa Rica trata a los inmigrantes nicaragüenses las muertes de Natividad Canda Mairena y José Ariel Silva Urbina.
Canda murió el 10 de noviembre de 2005 a causa de las mordeduras de dos perros que custodiaban un taller al que, al parecer, entró sin permiso, mientras que Silva murió apuñalado el 4 de diciembre pasado. Según el Gobierno, Canda fue atacado ante la mirada de ocho agentes de la policía, miembros de los bomberos y el propietario del taller, que no hicieron nada para evitarlo, mientras Silva fue "linchado" tras discutir con costarricenses por su nacionalidad.
Nicaragua afirmó que al igual que en la primera audiencia la CIDH va a escuchar "los alegatos correspondientes, con el debido sustento y fundamento legal, citando muy claramente tristes ejemplos de violación a los derechos humanos". La Cancillería recordó, además, que en la audiencia de Guatemala el presidente de la CIDH, Evelio Fernández, sugirió a ambas partes llegar a "solución amistosa" sobre el caso, el cual fue aceptado por los dos países de forma verbal. "Costa Rica aceptó en la sesión, pero posteriormente el gobierno dijo que no era oportuno", anotó.
El canciller Norman Caldera dijo hoy "que ya la CIDH trató de que hubiera un arreglo amistoso, Costa Rica lo rechazó, así que creemos que si la Comisión propone un arreglo amistoso es porque las cosas no están bien". El diplomático agregó que espera que se admita la denuncia en Washington para poder demandar a Costa Rica ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Según cifras oficiales, en Costa Rica, país con 4,2 millones de habitantes, vive cerca de un millón de inmigrantes, en su mayoría nicaragüenses.