Nacional

Empiezan a corregir algunas corruptelas

* Transportistas enardecidos por abusos del Director de Transporte Terrestre * Sospechosas asignaciones en perjuicio de otros, y violaciones de la ley

Una fuente del Ministerio de Transporte e Infraestructura confirmó que el licenciado Yamil Kuant López, Director de la
Dirección General de Transporte Terrestre, canceló varias de las concesiones que había autorizado a terceras personas y sobre rutas ya establecidas, hechos por los que se le ha acusado de
corrupción.
“Parece que está presionado por las denuncias públicas”, dijo la fuente, quien señaló que uno de los casos que resolvió a favor del reclamante es el de don Antonio Roberto González, que posee el permiso de operaciones Serie “I” No.005505, y a quien el mismo Kuant López le “montó” otra ruta sobre la que ya había otorgado años atrás.
González introdujo un recurso de revisión el pasado uno de septiembre ante Kuant López y éste habría resuelto a favor del reclamante.
Más denuncias
Mientras tanto, las acusaciones por supuestos actos de corrupción en las que responsabilizan al licenciado Kuant López, continúan interminables. Ayer, dos nuevas denuncias fueron presentadas por transportistas, quienes aseguran que Kuant López, violando la Ley General de Transporte Terrestre, otorgó concesiones a terceras personas sin llenar los requisitos de ley que establece un proceso de licitación pública.
El director de transporte terrestre otorgó una concesión al señor Tomás Aguirre Rugama para hacer la ruta León-Chinandega-El Guasaule, afectando a tres cooperativas que hacen el mismo recorrido. Las cooperativas recurrieron de revisión ante el propio director de transporte terrestre porque la autorización afecta a los transportistas Julio Arriaza Suazo, Eusebio Rostrán Baca, Medardo Sarria Pérez y César Javier Díaz Medina.
Grave desorden
Adolias Filemón Ruiz Suárez, presidente de la Cooperativa Occidental de Transporte, explicó que la decisión del director de transporte provoca un grave desorden porque impuso un servicio ordinario sobre otro servicio ordinario que está establecido desde hace 40 años y que le pertenece a la Cooperativa Occidental de Transporte R.L.
“Esa ruta que Yamil autorizó era de servicio expreso, pero la están usando como servicio ordinario”, dijo Ruiz Suárez, quien detalló que el dueño de la nueva ruta circula en horas en que pasan los otros transportistas a quienes deja sin pasajeros.
Pero no sólo eso, el señor a quien el funcionario público le otorgó la concesión se da el lujo de hacer un recorrido por buena parte de la ciudad de León recogiendo pasajeros y luego se dirige a Chinandega, lo que no es permitido a ningún transportista.
“A un socio le pone el horario casi igual, a otro se lo pone adelante y al otro se la puso en el momento que está saliendo a su recorrido”, dijo Ruiz Suárez.
Otro caso
Otro caso que fue denunciado a EL NUEVO DIARIO es el de los transportistas Jorge Alí López Dávila, Wilber Eugenio Chavarría Moncada y Carlos Luis Mendoza Rugama, quienes dijeron sentirse afectados por la decisión que tomó Yamil Kuant al autorizar a Antonio Cabrera Hernández y Miguel Ángel Briones, una ruta sobre otra ruta que ya estaba siendo operada.
La ruta que le otorgaron a Cabrera Hernández y a Briones hacía el recorrido Ocotal-Quilalí, pero el director de transporte muy solícito no sólo la autorizó sino que la amplió hasta Wiwilí.
Una ruta encima de otra
Los transportistas dijeron sentirse afectados porque el recorrido de la ruta autorizada coincide con los itinerarios de los tres transportistas, de tal manera que cuando pasan por los lugares, el bus de Cabrera y Briones ya pasó recogiendo a los pasajeros.
Los transportistas dijeron que ante tal decisión recurrieron de revisión ante el director de transporte terrestre, quien declaró sin lugar el recurso de revisión. Luego los reclamantes recurrieron de apelación ante el entonces ministro Ricardo Vega Jackson, quien manda a cancelar los permisos autorizados por Kuant.
Sin embargo, un mes después, el mismo Vega Jackson a través de su asesor legal Francisco Mendoza, revoca su decisión y vuelve a autorizar a Cabrera Hernández y a Briones para que sigan explotando la ruta en detrimento de los reclamantes.
Jorge Alí López Dávila, Wilber Eugenio Chavarría Moncada y Carlos Luis Mendoza Rugama recurrieron de amparo ante el Tribunal de Apelaciones.