Nacional

Alimentos regalados enferman a los niños

* Al menos 500 infantes afectados, denuncia la Alianza de Protección a la Biodiversidad * PMA defiende calidad, descarta denuncia y dice que todos los años oyen lo mismo

Melvin Martínez

La Alianza de Protección a la Biodiversidad acusó al Programa Mundial de Alimentos (PMA) de distribuir en comunidades de Jinotega y Siuna, alimentos transgénicos que han afectado gravemente la salud de 500 niños de la zona.
En un monitoreo realizado este año por miembros de la Alianza, por petición de los gobiernos locales de Siuna y Jinotega, detectaron la presencia de transgénicos en alimentos que distribuye el PMA a niños, niñas, mujeres embarazadas y población en extrema pobreza, afirmó Julio Sánchez, responsable de Biodiversidad del Centro Humboldt.
“Se determinó en laboratorios de Estados Unidos la existencia de alimentos contaminados con transgénicos. Éstos representan riesgos inaceptables para la salud, además de tener repercusiones negativas en la diversidad biológica nacional, economía y ambiente”, dijo Sánchez.
La Alianza está integrada por el Centro Humboldt, la Unión Nacional de Productores Asociados, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, la Liga Nicaragüense de Defensa de los Consumidores, la Federación Nacional de Cooperativas y el Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud, entre otras.
El vicealcalde de Siuna, Evaristo Luna, afirmó, que al menos 120 niños del departamento que consumen alimentos donados por el PMA, han sido atendidos en centros de salud presentando los mismos síntomas: diarreas, vómitos, mareos y malestares generales en la piel.
“Pedimos a las autoridades de gobierno que manden a sacar estos alimentos que están causando muchas enfermedades, sobre todo a los niños, porque más que ayudarnos nos están perjudicando”, dijo Luna.
El código genético de los alimentos transgénicos es modificado insertándoles uno o varios genes provenientes de otra especie. Esta modificación se hace mediante técnicas de manipulación genética.
Esta técnica ocasiona la contaminación biológica, amenaza a la biodiversidad agrícola, la eventual creación de nuevos virus, e impacta en la salud de las personas y animales.
Sánchez agregó que ante la trascendencia del problema que representan los transgénicos en la ayuda alimentaría, a partir del 29 de diciembre de 1993, entró en vigencia el convenio sobre Diversidad Biológica, el que fue la punta de lanza de otros acuerdos y compromisos internacionales como el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología.
Éste se realizó con el fin de proteger a los recursos genéticos y la humanidad de los riesgos de los organismos derivados de la biotecnología. Los representantes de las alcaldías de Siuna, Jinotega y miembros de la Alianza de Protección a la Biodiversidad, decidieron denunciar al PMA, alegando la violación de lo resuelto por el Parlamento Centroamericano y el Consejo Centroamericano de Procuradores de Derechos Humanos, debido a que se continúa distribuyendo alimentos con OGM.
De acuerdo con la denuncia de la alianza, la presencia del material vegetal híbrido y transgénico fue encontrado en alimentos entregados en forma de ayuda del PMA a éstas comunidades.
Según la Alianza, en escuelas de comunidades rurales lograron recolectar algunas muestras y las enviaron a analizar al laboratorio norteamericano Genetic ID, que les confirmó que se detectó presencia de los genes modificados.
PMA: traemos alimentos certificados
El PMA, por su parte, sobre la denuncia del Centro Humboldt, sostiene que los alimentos que distribuyen para las escuelas más pobres del país cumplen con la certificación requerida para el comercio internacional de alimentos, incluyendo certificaciones fitosanitarios que los declaran libres de enfermedades.
Sabrina Quezada, Asistente de Información del PMA, desestimó la denuncia de la Alianza, aduciendo que todos los años han escuchado la misma canción.
“Mantenemos que los alimentos son saludables, trabajamos con el Magfor y el Minsa y hemos cumplido con las normas y leyes de ambas instituciones, uno de los programas nuestros es la atención a mujeres embarazadas”, dijo Quezada.
Dijo que más de medio millón de familias en Nicaragua son asistidas por el PMA.
“Tuvimos una reunión con el alcalde de Siuna y dijo que no hay ningún problema. Los alimentos los reciben los niños más pobres de las comunidades alejadas”, agregó.
“El PMA ha cumplido con los requisitos que fija Nicaragua para la introducción de alimentos en sus fronteras. Los alimentos que distribuye el PMA para asistir a las familias más pobres son comprados en parte en Nicaragua y en parte son recibidos de donaciones de la comunidad internacional.
En el caso de los alimentos donados por otros países, éstos siempre cumplen la normativa de ser aptos para el consumo humano de los ciudadanos de los países donde se producen y de los países que reciben la asistencia alimentaria”, dice el PMA en un pronunciamiento público que hicieron al respecto.

Que compren los alimentos aquí
Las autoridades municipales y representantes de la Alianza entre otras demandas mencionan:
1. Solicitar que el Gobierno de Nicaragua le exija al PMA realizar la compra de productos alimenticios producidos en nuestro país, como una alternativa para evitar el ingreso de estos alimentos.
2. Apoyar proyectos de huertos familiares, los cuales contribuyen con la seguridad y soberanía alimentaria municipal.
3. Aprobar la Ley de Bioseguridad y Diversidad Biológica, estancada en la Asamblea Nacional.