Nacional

Pruebas abrumadoras y mantienen prisiones


LEÓN
Un grupo reducido de familiares de las víctimas del metanol se presentaron este miércoles 27 de septiembre durante la audiencia inicial en contra de 11 de los 17 procesados por los delitos contra la salud pública, robo con fuerza y asociación e instigación para delinquir. La audiencia inició a las diez de la mañana y concluyó a las ocho de la noche en el Juzgado Segundo de Distrito Penal de Audiencia en León.
Durante la audiencia, Freddy Arana Rivera, fiscal departamental, solicitó al juez suplente Andrés Chavarría, se mantenga la medida cautelar de prisión preventiva en contra de los todos los procesados y que se intervengan o congelen las cuentas bancarias de los mismos; sin embargo, el judicial aunque admitió la abundante cantidad de pruebas testificales, peritajes y documentales para el desarrollo del juicio, sólo mantuvo la medida cautelar y no dio lugar a la intervención o congelación de cuentas bancarias.
El fiscal Arana Rivera señaló que cuentan con una serie de evidencias físicas requisadas a los procesados tales como: pichingas, cajas de licor, barriles que contenían aguardiente mezclado con metanol, según los resultados de las muestras y pruebas de laboratorios practicadas por el Instituto de Medicina Legal en Managua.
Gran acumulación de pruebas
Destacó que la Fiscalía se tomó más de 15 días para elaborar y presentar pruebas contundentes que sirvan de soporte para la etapa de procesamiento, tanto de la audiencia inicial como para el soporte del juicio oral y público.
“Las pretensiones de esta institución están muy bien sustentadas, hemos presentado unos 130 testigos, peritos de alta calidad y pruebas documentales, estamos representando a 44 víctimas, pero aún podemos anexar muchas mas pruebas en contra de los implicados”, dijo el fiscal.
También destacó que durante el juicio oral y público pedirán al judicial la pena más severa en contra de los 17 implicados en el caso metanol, porque se privó de la vida a seres humanos y todavía hay muchas personas que están llorando a sus seres queridos, además, hay muchas personas que permanecen en los hospitales y que siguen luchando por sus vidas, refirió.
“Creemos que el daño es demasiado grande, la ofensa es mucha y que la valentía de los testigos en enfrentar este proceso es muy reconocible, están dispuestos a acompañarnos hasta el día del juicio”, expresó el fiscal Arana Rivera.
Juicio 14 de noviembre
Ante la abundante cantidad de medios de prueba presentados por la Fiscalía, el juez suplente, Andrés Chavarría, admitió méritos para el desarrollo del Juicio Oral, Público y Contradictorio para el 14 de noviembre del presente año a las nueve de la mañana. Así mismo, citó a la realización de audiencia preparatoria de juicio para el 10 de noviembre a las dos de la tarde.
Mantiene las medidas cautelares de prisión preventiva en contra de los coautores: José Ángel Rodríguez Martínez, de 47 años, alias “Changuelo”; Marcia Lorena Oconor Sobalvarro, 49 años; Reynaldo Edwin Oconor Sobalvarro, 48 años; Francisco Javier Rodríguez Martínez, 20 años; Ana Mercedes Martínez Lagos, 45 años, y Alfonso Martínez Quedo, de 47 años.
También en contra de los cómplices en el mismo delito: Lucio Manuel Caballero Pérez, de 47 años, y Adonis Alberto Dávila Hernández, y señalados como cooperadores necesarios a Marvin José Centeno Darce, de 26 años, y Flavio Gerónimo Centeno Darce, de 35.
Ángela López, abogada defensora de José Ángel Rodríguez Martínez, alias “Changuelo”, solicitó al juez suplente girar ofició al Instituto de Medicina Legal de Managua para que valore médicamente a su defendido y determine si padece o no de enfermedades crónicas. El juez suplente Andrés Chavarría accedió a la petición de evaluación de salud por considerarlo como un derecho del procesado.
Durante uno de los recesos que concedió la judicial en esta audiencia, la procesada Ana Mercedes Martínez, de 47 años, cónyuge de José Ángel Rodríguez Martínez, de 47 años, expresó que ella y su hijo Francisco Javier Rodríguez Martínez, son inocentes de las acusaciones que les hacen, porque fue “Changuelo” quien vendió los cuatro barriles de metanol y distribuyó a otros expendedores el guaro alterado, “es injusto que su hijo y yo estemos presos”, aseguró.
Tras los prófugos
En tanto, el comisionado mayor Hugo Ernesto Zamora, jefe de la Policía Nacional en León, destacó que para esclarecer completamente este caso realizaron los primeros contactos con la Interpol, que les solicitó mayor información para proseguir con las investigaciones de búsqueda en contra de los prófugos de la justicia Estela Sobalvarro Juárez, de 78 años, y Martín Gabriel Pereira Oconor, quienes probablemente se encuentran en Tegucigalpa, Honduras. También se efectúan coordinaciones policiales a nivel nacional para capturar a César Espinoza Sobalvarro, quien ha sido circulado a través de Migración y Extranjería.
Según el comisionado Díaz, no descansarán hasta capturar a los prófugos señalados en el caso metanol, “porque estamos hablando de unos 50 muertos, es una situación seria con la que no se puede jugar”, por lo que seguirán agotando los esfuerzos ya que tienen un equipo a nivel nacional que trabaja en el decomiso de guaro a granel.
En cuanto a las supuestas amenazas de muerte que han recibido algunas autoridades o funcionarios de instituciones públicas, el comisionado Díaz dijo que la Policía no ha recibido ningún tipo de amenazas, además, que han convivido con este tipo de situación porque son más de 27 años de labor al servicio de la población.
No subestiman esta situación porque en su profesión constantemente corren riesgos, pero “están tomando medidas de seguridad, y estas amenazas deben preocupar más al judicial para que a esta gente implicada en el caso metanol, le caiga todo el peso de la ley”, refirió.