Nacional

Entregaron guarón y nadie los compensa

* Cantineros de Occidente quedan “colgados de la brocha” * Minsa anuncia operativo de destrucción, contaminado o no

MANAGUA Y Chinandega
Las autoridades del Ministerio de Salud, Minsa, dijeron un rotundo no a los propietarios del aguardiente a granel que fue decomisado durante los operativos realizados en conjunto con la Policía y el Ejército de Nicaragua.
Durante una reunión en la que participaron las instituciones involucradas en atender la emergencia en occidente del país, acordaron que la destrucción de 130 mil litros de guarón decomisados en todo el territorio nacional se realizará a finales de la semana próxima.
El viceministro de Salud, Israel Kontorovsky, afirmó que el aguardiente será destruido, aunque éste no se encuentre contaminado con metanol.
Sostuvo que será la próxima semana cuando todas las instituciones lleven a cabo la destrucción del guarón a granel que fue decomisado, con metanol o sin él.
Para ello, se conformaron dos comisiones, una que se encargará de verificar las normas técnicas del Marena y Minsa para armonizar la base legal de la quema del guarón. Y una segunda, que se encargará reunir todo el guarón decomisado a nivel nacional.
Durante la emergencia que duró 15 días, el Minsa reportó a 975 personas intoxicadas por metanol, de las cuales 48 perdieron la vida, 15 quedaron ciegos y otros 12 con problemas renales para toda su vida.
Kontorovsky entregó ayer reconocimientos por su participación en la emergencia a funcionarios de la Policía Nacional, del Ejército, de la Fiscalía, y de los hospitales Alemán Nicaragüense y “Alejandro Dávila Bolaños”, entre otras instituciones que dieron su aporte para prevenir que la tragedia se expandiera.
Responde a declaraciones
de Procurador
“Desconozco el trasfondo de las aseveraciones del Procurador, pero conocemos de la labor en cantidad y calidad del personal de Salud. Hicimos nuestro trabajo, y el resto de las instituciones también lo hizo”, aseveró el funcionario.
Afirmó que la emergencia acaecida en León se resolvió en tiempo record, respondiendo así a las declaraciones de Omar Cabezas, Procurador Especial para la Defensa de los Derechos Humanos, quien cuestionó la labor de dichas instituciones.
Kontorovsky dijo que ha orientado la conformación de una comisión especial de médicos del Minsa para que revise los expedientes de los pacientes que el procurador Cabezas mencionó como supuestos casos de negligencia médica.
“Ellos dicen que van a seguir investigando algunos casos, designamos a la doctora Aurora Vásquez y al doctor Norman Jirón para que hagan revisión de los expedientes para buscar la verdad de los hechos, aun cuando conocemos del esfuerzo humano del personal de Salud del hospital de León”, dijo el vicetitular del Minsa.
Indicó que en un país centroamericano se dio un hecho similar y duró muchos años la investigación. “Aquí en 13 días se controló la mortalidad y morbilidad”, insistió.
“En pocos países del mundo se ha hecho un trabajo tan eficiente y tan bueno como en Nicaragua. En 13 días se tenía controlado desde el punto de vista médico, y en el mismo tiempo la Policía tenía conocida la ruta del metanol y su origen”, aseveró
“El caso para nosotros no está cerrado, porque todavía le estamos dando seguimiento de vigilancia epidemiológica, algún galón o botella de guarón debe andar por ahí, y de eso estamos pendientes”.
“En realidad, no sé cuál es el fondo de sus declaraciones y a qué se refiere, nosotros sabemos que les estamos dando seguimiento, pero la crisis quedó controlada”, agregó.
Incumplen a comerciantes
Por otro lado, unos 40 comerciantes de licor del departamento de Chinandega se encuentran inconformes, porque, según ellos, el Sistema Local de Atención Integral en Salud (Silais)-Chinandega no les cumplió con el canje de licor sellado, conocido como “Caballito”, por guarón y alcohol puro.
Para aminorar la cantidad de víctimas del metanol, y haciendo eco al anuncio de la ministra de salud, Margarita Gurdián, estas personas entregaron enormes cantidades de lijón y alcohol puro a funcionarios del Silais, que se encontraban en el centro de canje ubicado en el Estadio “Efraín Tijerino Mazariego”, de esta ciudad, donde sólo les extendieron un recibo.
Gilma Berríos Álvarez, habitante del barrio El Calvario, de Chinandega, dijo a EL NUEVO DIARIO que entregó 478 litros de alcohol con 96 grados de pureza, valorados en 30 mil córdobas, y a cambio recibiría 70 cajas de “Caballito” de parte de empleados del Ministerio de Salud (Minsa).
Con recibo en mano, la quejosa aseguró que acudió a las oficinas del Silais, donde no le dieron respuesta positiva, y la remitieron ante una oficina del Minsa Central. “De allí me enviaron donde la doctora María Antonia Tijerino, Directora del Silais de Chinandega, y me “bolean”. Considero que es un asalto sin máscara”, afirmó Berríos Álvarez.
Por su lado, Vicente Jirón Mayorga, poblador de la comarca Los Cerritos, jurisdicción de El Viejo, manifestó que entregó 185 litros de alcohol puro y el Minsa no le dio 25 cajas y media de “Caballito”.
A su criterio, fue engañado por el Silais de Chinandega, donde un médico cuya identidad no reveló, argumentó que todo el guarón y alcohol puro decomisado está contaminado con metanol.
“Eso no es cierto, porque este producto que yo vendo no mató a nadie, todos los tomadores de mi sector están vivos, es una artimaña del Minsa para no cumplir con el canje”, dijo el viejano.
Flor de Lys Cáceres Saravia, quien entregó 825 litros de guarón, urgió a las autoridades superiores del Ministerio de Salud respuesta inmediata, porque invirtieron cuantiosas sumas de dinero y están endeudados con la Compañía Licorera de Nicaragua.
El doctor Octavio Chávez, funcionario del Silais de Chinandega, dijo que la función de esa entidad, junto a efectivos policiales, fue incautar el guarón y alcohol puro para reducir las víctimas mortales del metanol.
Añadió que estas personas deben acudir ante la Compañía Licorera de Nicaragua, en Chichigalpa, para hacer efectivo el canje.