Nacional

Demandan justicia bajo el espanto del metanol

• En algunos casos, familias enteras fueron casi exterminadas • Audiencia es hoy y se espera una numerosa asistencia

LEÓN
Los familiares de las víctimas del metanol en el Occidente del país, que aún se encuentran abatidos por la pérdida de sus seres queridos, piden a gritos a las autoridades que prevalezca la justicia y condenen con todo el peso de la ley, a los responsables de haber distribuido y comercializado guaro lija mezclado con metanol, que ha cobrado la vida a 50 personas y centenares de afectados.
En el Juzgado Segundo de Distrito Penal de Audiencias en el Complejo Judicial de León, este miércoles 27 de septiembre, a las ocho de la mañana, se desarrollará la audiencia inicial, en contra de 17 señalados en el caso metanol, en donde se espera la asistencia de familiares, tanto de los procesados como de las víctimas. El Ministerio Público acusó por el delito de robo con fuerza, asociación e instigación para delinquir y amenazas en contra de la salud pública.
“Las personas señaladas en el caso metanol mataron a seres humanos y no a ningún animal, haremos lo posible para que prevalezca la justicia y se condene a estas personas tomando en cuenta la responsabilidad que tuvieron en este delito”, expresó Freddy Arana Rivera, Fiscal Departamental de León.
Demandan penas máximas
Totalmente desconsolada, doña María Teresa Pacheco Sáenz, pobladora del barrio San José, en esta ciudad, aseguró que los responsables de esta tragedia deben recibir la condena máxima en este caso, para que paguen en la cárcel por lo que hicieron con muchas familias. Exigimos justicia, mataron a mi hijo (Yáder Cristóbal Quiroz Pacheco, de 18 años), un joven trabajador que no se metía con nadie”, dijo.
Detalló que Yáder Cristóbal compró dos litros de guaro lija en ocho córdobas en el expendio de los Oconor en ese mismo sector. El licor fue compartido por seis personas, de las cuales solo una se salvó. Según doña Teresa, es necesario que las familias perjudicadas interpongan las denuncias ante la Policía para que todos estos delincuentes no salgan de la cárcel, refirió.
Por su parte, William Narváez Flores, tío paterno del joven Alan José Tobal Narváez, de 28 años, quien murió por la misma causa el viernes ocho del presente mes en el barrio San Felipe, señaló que tomando en cuenta el grado de responsabilidad que tenga cada uno de los implicados en esta tragedia, tienen que ser castigados por la justicia.
Sin embargo, no le asustaría ver libres a los supuestos responsables de este delito, porque en nuestro país no prevalece la justicia, hay mucha corrupción. “Esta gente puede salir libre como en otras ocasiones, esperamos de la fiscalía sea firme con su trabajo y prevalezca la justicia”, aseguró.
Se lucraron de la muerte
Expresó que los señalados en este caso tenían pleno conocimiento de que estaban vendiendo metanol, y a pesar de que se registraron los primeros muertos continuaron vendiendo el guaro alterado y prefirieron callar ante las autoridades en vez de prevenir sobre la desgracia que habían cometido. “Ellos se lucraron del dinero ilícito, a costa de la sangre de muchas personas inocentes, es por eso que se merecen el castigo”, dijo el señor William Narváez Flores.
El comisionado Cesar Díaz, segundo jefe de la Policía Nacional en León, afirmó que continúan investigando y profundizando este caso. Hasta el momento tienen 11 detenidos y han evacuado todas las pruebas recolectadas ante el Ministerio Publico, a quien recomiendan que haga una acusación responsable en los juzgados, para que estos elementos sean condenados.