Nacional

Insolencia de Hispánica

*Solicitan arbitraje internacional y reclaman US.9 millones *Solórzano dejó desprotegido al Estado *Contralores denuncian graves anomalías

La empresa española Hispánica solicitó al Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) la rescisión unilateral del contrato de ampliación de la carretera Ticuantepe-Masaya-Granada, proyecto envuelto en múltiples irregularidades, a pesar de que la fianza de garantía de la obra únicamente es válida en España.
Una carta enviada el pasado seis de septiembre de 2006 por Juan José Martínez López, representante legal de la constructora, le notificó a Ricardo Vega, ex titular del MTI, que tomaron dicha decisión debido “a los continuos incumplimientos del contrato por su parte en el transcurso de la ejecución del proyecto, y a la vulneración de nuestros derechos como contratistas”.
Según la misiva, la compañía “considera agotadas las vías negociadas para la resolución de los conflictos” debido a la falta de respuesta del MTI “a las reclamaciones de los derechos” que alega tener. Por esta razón, anunció que acudirán a un arbitraje internacional.
Hispánica cita supuestas violaciones a la Ley de Contrataciones vinculadas a la ejecución de la obra, derechos de los contratistas, replanteo del proyecto, riesgos del constructor, derecho de ejecución, revisión de precios, terminación anticipada del contrato y rescisión por conveniencia, entre otras.
“La orden de inicio de la Variante de Masaya se ha girado en contra de lo indicado en los documentos contractuales, y por lo tanto no es válida. Son ya 11 meses sin poder iniciar por responsabilidad única y exclusiva del MTI, y sin haber sido resarcidos los daños por la evasión de dichas responsabilidades”, alega la firma en su carta, en poder de END.
“Hemos realizado múltiples intentos de solucionar amistosamente este conflicto y resolver los problemas derivados de sus incumplimientos”, pero debido a “los perjuicios ocasionados y tan manifiesta la determinación del MTI de no subsanarlos que no podemos mantener por más tiempo esta situación que nos obliga a instar la terminación anticipada del contrato”, añade.
“Por todo esto solicitamos se nos conceda la rescisión del contrato DEP55-026-2003, sin ningún tipo de objeción y reservándonos el derecho de reclamar ante instancias superiores establecidas en el contrato, los daños ocasionados y las deudas contraídas por los continuos incumplimientos y vulneración de nuestros derechos como contratistas, así como la liquidación del citado contrato”, agrega.
“Igualmente, solicitamos la recepción definitiva de las obras ejecutadas y en servicio desde enero de 2006, con la correspondiente devolución de las cantidades retenidas”, insiste la misiva.
“Asimismo, les anunciamos que la terminación anticipada del contrato y las consecuencias económicas derivadas de la misma forman parte de las acciones iniciadas por Constructora Hispánica, S.A. en el procedimiento arbitral instado por esta empresa con referencia al contrato No. DEP55-026-2003, junto con los restantes elementos que le han sido comunicados en ocasiones anteriores, que constituyen el origen y fundamento de dicha determinación”, finaliza.
Una fuente del MTI explicó la primera reacción técnica ante la carta de Hispánica: “Son estúpidos, porque no recuerdan que todavía estamos en arbitraje”.
Las quejas de la empresa española no son nuevas. Ya reclamó US.9 millones por el proyecto, alegando una serie de exigencias que fueron rechazadas de forma contundente por la firma Prointec-Euroestudios, a cargo de la supervisión de la obra, y del propio MTI.
A la fecha, Hispánica ha recibido cerca de US millones de un total de US, por los cuales firmó contrato, por lo que este reclamo significa más del 50% del valor total de construcción. España desembolsará un total de US millones, incluyendo los gastos de supervisión del tramo.
Fianza sólo en España
Los problemas vinculados a la compañía ibérica comenzaron en tiempos del ex ministro Pedro Solórzano, quien aceptó de la constructora una fianza de garantía que sólo tiene efecto en España, con lo cual dejó desprotegido al Estado de Nicaragua frente a las irregularidades y la eterna conclusión del tramo.
Así lo denunció ayer ante la Contraloría el sucesor de Solórzano, Ricardo Vega, quien asistió a esa institución citado por los colegiados, quienes iniciaron una investigación sobre supuestos actos de corrupción cometidos por el Director de Transporte Terrestre del MTI, Yamil Kuant, así como otras anomalías en la administración Solórzano.
Vega afirmó que ante el incumplimiento de Hispánica en la construcción de la circunvalación en la entrada a Masaya --que debió estar lista en julio pasado--, ordenó a la Dirección Jurídica del MTI aplicar la fianza de garantía para tomar medidas legales en contra de la constructora. Pero se encontraron con la “desagradable sorpresa” de que la misma sólo tiene efectos en España.
“Cuando quisimos ir tras la garantía, pues nos dimos cuenta que es incobrable gracias a la complacencia con la que se manejaba a esta compañía en la administración del ministro anterior, que les aceptó una fianza que no era ejecutable en Nicaragua”, dijo Vega.
Explicó que en agosto del año pasado, Solórzano aprobó un adendum en el contrato, en el que además de la modificar algunos puntos de la construcción, le agregó un costo adicional de 2,8 millones de dólares para construir la circunvalación en las cercanías de El Coyotepe, en Masaya.
Añadió que cuando llegó al MTI, en noviembre, Hispánica ya tenía varios meses con la orden de inicio en sus manos y no iniciaba la construcción. La firma argumentó que habían sometido ante el Ministerio una solicitud de escalamiento de precios y que mientras no se resolviera, no se daban por notificados para iniciar dicha circunvalación.
Vega revisó el contrato y detectó que era de precio fijo, es decir, no permitía escalamiento de precio y por ello respondió negativamente.
“Dijimos ‘no’ a Hispánica, sobre todo porque era absurdo lo que estaban pidiendo de sobreprecio: eran 11 millones de dólares para responder a casos fortuitos y por el incremento de los precios del combustible”, relató.
Según el documento “Respuesta a reclamos por justificación de prórroga”, en poder de EL NUEVO DIARIO, la firma ibérica exige un total de US,953,859.79 por ocho conceptos de construcción, a pesar de que la carretera ha presentado una serie de irregularidades.
Contralores: hay muchas irregularidades
El presidente de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy, calificó de “serios” los señalamientos de Vega Jackson, y dijo que conocerán todo lo vinculado con la construcción de la circunvalación, sobre todo la compra de tierras que hizo el MTI a lugareños por donde pasaría el proyecto y que al final no se concretará.
“Vamos a ver cómo se compraron esas tierras, si se cumplió con la Ley de Contrataciones, quiénes eran los dueños, si habían parientes relacionados o a lo mejor las compraron algunos ‘amigos’ en los últimos meses antes de que el Estado las adquiriera”, dijo Argüello,
Por su lado, el vicepresidente de la Contraloría, Luis Ángel Montenegro, señaló que una resolución del caso de Hispánica que fallarán mañana jueves no contempla la denuncia de Vega Jackson sobre la falta de fianza, ya que se conoció hasta ahora. Sin embargo, consideró que los señalamientos del ex ministro del MTI traerían serias consecuencias para los implicados.
“Admitir una fianza de garantía que sólo vale en el extranjero y no aquí es violatorio a las leyes del país, porque tenía que haberse contratado a un banco nacional o aseguradora local para garantizar cualquier reclamo del Estado por un daño que provoque el incumplimiento y eso provocará sin duda un daño patrimonial al Estado”, dijo Montenegro.
Señaló como “irregular” la ampliación del contrato firmado entre el MTI e Hispánica, porque se firmó la construcción de la carretera con un precio y luego sumaron costos no contemplados en el documento original.

Confirma entorno de poder de Solórzano
Vega Jackson claro y preciso en Contraloría
*Repite razones de su renuncia, señalamientos sobre Kuant y compañía
El ex ministro de Transporte e Infraestructura (MTI), Ricardo Vega, confirmó que su antecesor Pedro Solórzano sigue mandando en esa institución a través de diversos funcionarios que le son fieles, entre ellos el ministro en funciones, Ariel López, a quien llevó a su lado después de trabajar juntos en Casa Pellas.
Durante su encuentro con los colegiados, el ahora ex funcionario señaló que López fue nombrado en ese cargo sólo porque trabajó junto al actual secretario de Asuntos Políticos de la Presidencia en dicha distribuidora de autos.
Vega relató que Solórzano y López vendían accesorios de vehículos varios años atrás. Lo anterior confirma la información brindada por una fuente del MTI, que señaló que además de López, Solórzano tiene como incondicionales a Edgar Castillo, presidente de la Coerco; al financiero de esta entidad, Luis Alaniz, y al director administrativo del ministerio, Álvaro Escalante, marido de la asistente de doña Lila T (esposa del presidente Enrique Bolaños).
También se menciona a Álvaro Saballos, Coordinador de Módulos Comunitarios, y a Marlene Duarte, responsable de las microempresas.
Vega confirmó ayer a los contralores colegiados que cuando llegó a esa institución existían varios proyectos de construcción de carreteras detenidos por irregularidades cometidas durante la administración de Solórzano y del actual Director de Transporte Terrestre, Yamil Kuant.
“Cuando yo llegué a ese ministerio había proyectos importantes que estaban parados (por irregularidades), y nosotros tomamos las acciones correspondientes para activarlos e impulsarlos, y proteger los intereses del Estado de Nicaragua”, dijo
Consideró prudente esperar los resultados de la auditoría que realiza la Contraloría en el MTI para determinar la corrupción en esa institución, aunque admitió haber dado información al ente fiscalizador para comprobar las denuncias.
“Yo nunca he compartido actos ilícitos en mi vida, ni está en mis planes futuros, puedo hablar de lo que me consta, y lo que me consta es que cuando llegué al MTI había diversos proyectos parados por cuestionamientos públicos”, dijo Vega.
Hechos concretos
El presidente de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy, dijo que han “llovido” denuncias contra Quant, y que la reunión con Vega Jackson les ayudó a conocer la ruta que deben seguir para constatar los señalamientos.
“Quedamos enteramente satisfechos con la información que nos dio el ex ministro, porque da fe de lo que conoce, no de cuentos. Nos dijo hechos concretos, cómo se han manejado las concesiones, cómo se han manejado las carreteras, porque en la actualidad no hay carretera del Pacífico que no esté destruida o que no se esté destruyendo”, dijo Argüello.
Sobre el arbitraje que inició el MTI contra la empresa constructora Meco Santa Fe por 295 millones de córdobas, Argüello dijo que el mismo se encuentra en espera que la juez Tercero Civil de Distrito, Vida Benavente, nombre al tercer árbitro en el caso.

Ex ministro habla de antiguos vínculo con Solórzano
“Conozco a Pedro desde la adolescencia”
No fueron pocos los que pensaron que Ricardo Vega Jackson encubriría actos de corrupción del anterior ministro Pedro Solórzano, apelando a una vieja amistad de la adolescencia y a una relación fugaz por la política.
El propio Vega reconoce ambos vínculos, pero ahora guarda una notoria distancia de “esta persona”.
“Yo conozco a Pedro desde la adolescencia. Yo estudié en La Salle, él en el Centroamérica. Pero éramos de la misma edad y teníamos amigos en común. Y coincidíamos en las fiestas, pero no era una amistad tan cercana”, recuerda el ex funcionario.
En la década de los 90, Vega y Solórzano coincidieron, y el primero aceptó una candidatura a vicealcalde de la capital por el Movimiento Viva Managua, una asociación de suscripción popular, que encabezaba el organizador del evento “Ben Hur”.
“Y entonces conversamos del tema, y me invitó a que si lo apoyaba, entonces yo me metí con él a apoyarle como técnico, sin apasionamientos, en su carrera hacia la Alcaldía. Allí perdimos la elección. Quedamos como conocidos, pero no el tipo de amigos que te frecuentan los fines de semana”, asegura.
Al asumir la cartera que dejó Solórzano en medio de un mar de irregularidades, Vega se encontró con “un boicot de algunas instancias dentro del ministerio, influenciado por esas lealtades de cuatro años”.
“Yo no tengo nada en contra de esta persona, pero no se qué razones tendrá para tomar sus actitudes. Yo no tengo enemigos, y si tengo enemigos son unilaterales, porque no los he buscado”, finaliza Vega.