Nacional

Falsifica firma de jefe Antidrogas

* Reo es reincidente de otros delitos, dice Policía * Abogado defensor pide pasar caso a juzgado local

Lizbeth García

Un informante de la Dirección de Drogas de la Policía Nacional quedó en prisión en el Juzgado Octavo Penal de Audiencias, porque supuestamente “para ayudar” a otro acusado, se presume que falsificó la firma del comisionado Clarence Silva Montoya y el sello de la Jefatura Nacional de esa dirección de la Policía Nacional, los cuales plasmó en una carta que entregó al fiscal general Julio Centeno.
El acusado es Alejandro Tomás Elvir Molina, de 36 años, quien según el fiscal auxiliar Walter Centeno tiene antecedentes por estafa, falsificación de firmas y robo con fuerza, aunque el informe de la Oficina de Recepción y Distribución de Causas revela que sólo ha sido objeto de tres procesos formales en 2003, 2004 y 2006: dos por lesiones dolosas y falta contra las personas en perjuicio de Idania Ochoa Saavedra, y el tercero por la falsificación de la firma de Silva y los sellos de la Policía.
Prisión preventiva
Esta última causa está radicada en el Juzgado Octavo Penal de Audiencias, cuya titular, Karla García, admitió la acusación en contra de Elvir, le decretó la prisión preventiva y programó la audiencia inicial del juicio para el 28 de septiembre.
Durante la audiencia preliminar del juicio, el fiscal auxiliar Walter Centeno detalló que los hechos acusados ocurrieron el 15 de septiembre, después de que el Ministerio Público interpuso acusación en el Juzgado Segundo Penal de Audiencias contra William Rodríguez Urbina por supuesto transporte de diez gramos de cocaína en las cercanías del Cine González.
Supuestamente Elvir elaboró una carta con membrete y todo en la que el comisionado Clarence Silva, jefe de la Dirección de Drogas, le pedía al fiscal general Julio Centeno que “lo apoyara” con William Rodríguez, y para darle verosimilitud al documento, plasmó la firma del alto jefe policial y el sello de la Policía.
Pero todo se descubrió el 18 de septiembre, después de que el acusado entregó la misiva en la sede de la Fiscalía junto a otros documentos pidiendo una cita con el Fiscal General de la República.
Clarence Silva niega autoría de carta
Los documentos llegaron a manos del Fiscal, quien ordenó seguir el proceso conforme a ley, pero le comunicó lo ocurrido a la secretaria ejecutiva del Ministerio Público, Delia Rosales, quien se comunicó con el comisionado Silva, y éste le dijo que él no había enviado carta alguna, y luego el 20 de septiembre interpuso la denuncia contra Elvir por haberlo involucrado a él y a la Policía en un hecho grave como es el tráfico de drogas.
El defensor público de Elvir Molina, Leonardo Gálvez, alegó ante la Juez Octavo Penal de Audiencias que los hechos acusados no son competencia de un juez de distrito sino de un local, porque no está acreditado que el delito supuestamente cometido haya afectado la fe pública, como dice la acusación. En todo caso, lo que hubo fue una tentativa, agregó la defensa, lo que haría merecedor al acusado --de ser declarado culpable-- de una pena correspondiente a la tercera parte de lo que ameritaría el delito consumado que va de uno a tres años, lo que hace que el delito sea competencia de un juez local.
Sin embargo la juez no dio lugar a tales alegatos, admitió la acusación y decretó la medida cautelar de prisión contra el acusado, que aparentemente se creó un lío innecesario, porque el juicio por transporte de drogas contra William Urbina Rodríguez fue anulado en el Juzgado Segundo Penal de Audiencias el 21 de septiembre, confirmó el fiscal Juan Canelo.
El fiscal Canelo explicó que la defensa de Urbina promovió una nulidad porque la prueba de campo de la sustancia incautada no se realizó en el sitio donde capturaron a William sino en la Policía, lo que corroboró con dos videos. Ante tales hechos, la juez de Audiencia, anuló todo el proceso, pero el Ministerio volverá a intentar la acción penal.

Policía niega vínculo
El jefe de la unidad investigativa de la Dirección de Auxilio Judicial, Marvin Ordóñez, dijo que Alejandro Tomás Elvir no tiene ningún vínculo con la Policía ni como informante ni nada.
Explicó que Elvir Molina “es un artista… un bandido” que posiblemente haya obtenido y copiado los membretes y el sello de la Policía de algún documento, “porque ahora aparecen hasta en Internet y por todos lados. Seguramente lo bajó y lo copió”.