Nacional

Caso metanol sigue abierto para PDDH


Tania Sirias

El procurador de los Derechos Humanos, Omar Cabezas, declaró no cerrado el caso de intoxicación masiva producto de metanol, hasta que las autoridades requeridas por esta institución del Estado informen de manera satisfactoria los resultados de las investigaciones realizadas. Asimismo, afirmó que no existe ningún control de esta sustancia en nuestro país, lo que empeoró la situación.
Afirmó que hubo un boleo entre las distintas instituciones en relación con la competencia para regular y controlar la importación y la distribución del metanol. El Ministerio de Salud (Minsa) señaló que la competencia es del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), y éste a su vez indicó que le correspondía al Ministerio de Agricultura y Forestal (Magfor).
Este último destacó que regula las sustancias tóxicas y peligrosas, pero se exceptúa la regulación del metanol por ser un hidrocarburo. Cabezas solicitó la creación de una comisión interinstitucional entre el Minsa, el Mific y el Magfor, para evaluar las acciones de supervisión y control sobre bebidas o sustancias alcohólicas, con el fin de evitar una expansión de alcohol adulterado a otros departamentos y garantizar que no vuelva a suceder este tipo de hechos.
También ordenó dentro de la dirección de Defensa y Promoción de la PDDH, la creación de una comisión especial que desde una perspectiva de derechos humanos, continúe con las investigaciones del caso de intoxicación por metanol.
Contradicciones entre la policía y el Mific
El procurador Cabezas pidió a Policía que amplíe y profundice las investigaciones, en particular al origen, tiempo de ingreso al puerto de embarque y desembarque, identificación del medio de transporte, empresa exportadora, cantidad exacta y destino de la pipa que contenía el metanol.
“Según datos del Mific, la empresa Quibor S.A. no se encuentra en la lista de empresas que en los últimos tres meses importó este producto y la Policía dice que este producto iba destinado a la Quibor. Se deben aclarar estas contradicciones”, dijo el funcionario.
También criticó la actitud del presidente Enrique Bolaños ante la tragedia ocurrida en León, quien no optó una posición más beligerante y solidaria. “El liderazgo del primer mandatario no se sintió hasta el 23 de septiembre, cuando hubo una misa en esta ciudad y visitó las instalaciones del hospital”, dijo.
Hubo negligencia médica
Además, solicitó que el Minsa investigue el caso de supuesta negligencia médica denunciada ante esta institución y se determine la responsabilidad de usuarios y personal administrativo, en caso de que se constate negligencia.
“La PDDH recibió denuncia de los familiares de la señora Cecilia Álvarez Martínez, quien tomó licor adulterado junto con su hijo en el bar Costa Azul, de Poneloya. La sintomatología hacía suponer la intoxicación por metanol, sin embargo, el acta de defunción emitida por el hospital de León es por crisis hipertensiva, y en el caso de su hijo es de suicidio, cuando ambos murieron por la misma causa”, dijo Anielka Pacheco, Directora de la Oficina de Defensa de la PDDH.
Cabezas afirmó que el Minsa actuó de forma oportuna, a pesar del poco presupuesto con que cuenta, sin embargo insistió en la creación de una base de datos que permita saber de manera expedita información de equipamiento médico y farmacéutico para contrarrestar situaciones de emergencia sanitaria.
La Procuraduría de Derechos Humanos investigó de oficio el caso de las muertes de intoxicación por metanol desde el día cuatro hasta el 17 de septiembre, para poner en claro la actuación de los ministerios e instituciones del Estado ante esta situación.