Nacional

Fumadores “ligth” demandan a tabacaleras

Los consumidores pagaron más de lo que hubieran estado dispuestos a pagar si hubiesen sabido que los cigarrillos "light" eran igual de perjudiciales para la salud que los regulares.

La industria tabaquera, que en los últimos meses habían logrado defenderse con éxito de demandas colectivas por los efectos del cigarrillo en la salud de los fumadores, se enfrentan hoy a un nuevo desafío: el coste de los productos "light". Un juez federal de Nueva York aceptó hoy calificar como una "demanda colectiva" el caso presentado por un grupo de fumadores de cigarrillos "light" y que demandan una compensación que podría superar los 100 mil millones y llegar hasta los 200 mil millones de dólares.
La demanda la presentaron por el simple hecho de que los consumidores pagaron más de lo que hubieran estado dispuestos a pagar si hubiesen sabido que los cigarrillos "light" eran igual de perjudiciales para la salud que los regulares.
Estos cigarrillos, con menor contenido en nicotina, comenzaron a venderse en el año 1971 en momentos en que aumentaban las pruebas que vinculaban al cigarrillo con serios problemas de salud. Desde que aparecieron en el mercado han existido cerca de 65 variedades distintas de este tipo de cigarrillo, y según los últimos datos disponibles por la industria, del año 2002, copaban el 85 por ciento del mercado.
El fallo de hoy del juez del distrito de Brooklyn, Jack Weinstein, implica que la demanda puede ser suscrita por todos los fumadores de cigarrillos "light" de EEUU, que podrían ser decenas de millones de personas, independiente de los efectos que el fumar haya podido tener en su salud. Al contrario de otros casos el estudiado en el tribunal de Weinstein no busca compensaciones por muertes o enfermedades.
La demanda se presentó bajo las leyes contra el crimen organizado y la corrupción, que establecen el pago de hasta tres veces el perjuicio económico. Los abogados demandantes explican que la idea es devolver el sobreprecio pagado por los consumidores durante más de 30 años de consumo de cigarrillos "light", algo que el mismo juez en el fallo reconoció como una tarea muy compleja.
Sin embargo, este mecanismo legal evita una serie de problemas asociados a otras demandas colectivas presentadas contra las firmas tabaqueras. Generalmente los casos colectivos debían convencer al juez de que se trataba de casos similares, algo muy difícil debido a que cada víctima fumó por tiempo distinto y presentó enfermedades diversas. Las compañías identificadas en la demanda son Philip Morris, R.J. Reynolds, Brown & Williamson Tobacco, Lorillard Tobacco, British American Tobacco y Liggett Group.
En los últimos meses varias firmas del sector habían anotado importantes victorias legales como la del tribunal supremo de Illinois, que desestimó una demanda que exigía el pago de 10 mil millones de dólares a los afectados por el uso de los mismo cigarrillos "light". A juicio de los analistas, las empresas no sólo se enfrentan a la posibilidad de tener que pagar enormes compensaciones, sino que también a que se limite la promoción o comercialización de los productos "light", que son los grandes generadores de ingresos de la industria.
La demanda fue presentada inicialmente en el 2004 en nombre de Barbara Schwab en contra de Philip Morris, y es secundada por otros siete afectados. Philips Morris y Reynolds ya dijeron que apelarán al fallo y que esperan retrasar el inicio del juicio, previsto inicialmente para la tercera semana de enero próximo. Expertos legales apuntan que el año pasado un tribunal de apelaciones de Nueva York rechazó otra demanda colectiva, aceptada por el mismo juez, presentada por otro grupo de fumadores.