Nacional

“Desquite” tardío de Jirón contra Policía

* Al escuchar veredicto de no culpable, enumeró a altos directivos policiales de Managua y Bluefields, que según él, se apropiaron de cargamento de droga

Bluefields/ RAAS -La Policía de la Región Autónoma del Atlántico Sur sufrió un revés contundente ayer, viernes, cuando el ex agente antidroga, Delvin Jirón Gutiérrez, fue declarado no culpable por la juez suplente del Juzgado Penal del Distrito de Bluefields, Martina Caballero Mendoza, en el juicio que se realizó en contra del antiguo oficial por tráfico interno de estupefacientes.
Al escuchar el veredicto de no culpable que le favoreció, Jirón dijo emocionado: “La Policía es una mafia, ustedes tienen la prueba con este juicio en el que resulté inocente”.
Delvin dijo que la persecución en su contra la inició la institución cuando le informó al ex jefe de la institución, Edwin Cordero Ardila, que el comisionado Carlos Palacios se había apoderado de un cargamento de droga en una ocasión que vino a un operativo en Bluefields, entre 2000 y 2002.
“Mis jefes de esa época, Luis Barrantes y Óscar Larrave, estaban enterados de esta información porque yo los puse al tanto”, añadió el ex agente antidroga.
Jirón señaló que en el juicio en el que fue declarado culpable por colaboración necesaria en el asesinato de los cuatro policías, no sacó a relucir este caso porque no constituía un elemento de prueba.
Implica a Larrave
Delvin fue más allá al afirmar que él no se benefició de la muerte de los oficiales, sino que había un plan trazado por la que él llama una “mafia policial”, y aseguró que su antiguo jefe, Óscar Larrave, le orientó a su subordinado Gustavo Alemán que se apropiara de un kilo (de cocaína) para pagarle a un informante. “Lo llevaron a uno de los Cayos Perlas donde los recibió Gabriel Vargas, un reconocido narcotraficante”.
Jirón no quiso dar el nombre del informante, aduciendo que era por asuntos de seguridad. “El comisionado José Luis Cárcamo intentó secuestrar a mi esposa, me siento amenazado por la Policía”, comentó.
Además, Jirón dijo que en otro operativo, los oficiales Oscar Larrave, Santiago Saballos, Isabel Mairena y el capitán Ernesto Guillén, se apoderaron de una droga que le quitaron a Garbin Morales, y no la reportaron a la institución (Policía).
El veredicto
La jueza Martina Caballero Mendoza valoró que han sido contradictorias las declaraciones de los testigos (policías), Carlos Alberto Flores López, Arsenio Lira Miranda y Nubia Salgado Cárdenas, al relatar la versión de los hechos acontecidos el día seis de junio de 2005, cuando una patrulla de la Policía de esta ciudad, detuvo a Delvin Jirón Gutiérrez en las cercanías del parque con una mochila que contenía casi medio kilo de cocaína.
A Caballero no la convencieron los argumentos de los oficiales Carlos Alberto Flores y Arsenio Lira, quienes dijeron que decidieron trasladar a Delvin Jirón a las oficinas de Auxilio Judicial para practicarle un registro corporal a él, y a la mochila, que contenía una envoltura con papel aluminio, y ellos hicieron el llamado a la patrulla oficial.
Tampoco le pareció convincente la versión de Nubia Salgado, quien declaró en su calidad de perito que fue ella quien llevó la mochila y la abrió hasta que estuvieron en las instalaciones de la Policía Nacional.
“Carlos Alberto Flores y Arsenio Lira se contradijeron al momento de describir los hechos de cómo se enteraron de la denuncia sobre Jirón, si por radio o en las mismas instalaciones de la Policía Nacional”, expresó Caballero.
“Las pruebas de descargo fueron claras y precisas al decir categóricamente que Delvin Jirón no portaba mochila alguna al momento de ser interceptado por los dos policías, por lo tanto, se declara no culpable a Delvin Jirón”, dijo la juez Martina Caballero.