Nacional

Presidente CSJ citado a trámite conciliatorio

* Paralización parcial en Granada y Masaya * Adendum de convenio, la raíz del conflicto

Un encuentro decisivo sostendrán este viernes, por la mañana, sindicalistas, trabajadores del Complejo Judicial Nejapa y el vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Solís, quien aclarará todo lo concerniente al convenio colectivo, pero de todos modos el sindicato “Justo Rufino Garay” dijo que ellos continuarán con sus acciones en el Ministerio del Trabajo.
El secretario de organización del sindicato “Justo Rufino Garay”, Enrique Gutiérrez, explicó que este jueves por la mañana entregaron en el despacho de Manuel Martínez, presidente de la Corte, la segunda cita para el trámite conciliatorio que está programado para este viernes a la una de la tarde.
Gutiérrez celebró el hecho de que el magistrado Solís quiera dialogar con los trabajadores, a lo que el sindicato como tal está anuente, pero precisó que se si van a negociar el cumplimiento de los 14 puntos del adendum del convenio colectivo, tiene que ser con el Consejo Nacional de Administración de la Corte, precisamente para evitar que luego desconozcan los mismos.
Como se recordará, los 14 puntos fueron suscritos a mediados de este año por una representante legal de Martínez, cuatro sindicatos y el administrador financiero del Poder Judicial, pero luego la Corte en pleno los desconoció porque, según explicaron a los sindicalistas en su momento, no había dinero para cumplir con ellos.
Luego, el primero de septiembre de este año, el magistrado Solís anunció que empezarían a cumplir con el convenio colectivo. La demanda de los sindicatos de Granada, Masaya y Managua, es que se cumpla también con los 14 puntos.
En demanda de los mismos, ha habido paros parciales de labores en los juzgados de Masaya y Granada, pero allá ya existe un documento firmado en el que el Consejo de Administración se comprometió a reunirse con ellos el próximo martes para negociar.
En Masaya, desde la huelga escalonada iniciada el 19 de septiembre, los portones permanecen cerrados de ocho a diez de la mañana, y los usuarios de la Justicia deben esperar pacientemente en la calle para introducir sus escritos o agilizar sus trámites.
El paro escalonado, promovido por el sindicato de trabajadores judiciales de la circunscripción oriental --Masaya y sus nueve municipios-- es en reclamo por el incumplimiento del adendum a las catorce cláusulas del convenio colectivo vigente firmado el 14 de julio último.
“De seguir el incumplimiento de acuerdos, continuaremos con el paro escalonado hasta concluir con un cierre total de la institución”, advirtió el secretario general del sindicato, doctor Enrique Cisneros, que también funge como secretario de la Sala Penal del Tribunal de Apelaciones de Masaya.