Nacional

Candiles en JRV

* Luces de emergencia ya son parte de la “maleta electoral”, pero eficacia y transparencia en el conteo a oscuras será un verdadero desastre * CSE dice que sin luz conteo de votos se volvería extremadamente lento y la transmisión de datos quedaría suspendida * Peor aún: uso masivo de candelas puede causar incendios e incrementar “las tendencias a equivocarse en el conteo de votos”

Los directivos de Unión Fenosa y los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) sostendrán una reunión la semana próxima para buscar garantías de que el suministro de energía eléctrica no fallará el día de las elecciones, pues eso dejaría consecuencias terribles en la vida política del país, ya que atrasaría el conteo de votos y la transmisión de los resultados electorales.
Altos funcionarios de Fenosa y del CSE, ayer compartieron opiniones vía telefónica respecto de los actuales apagones, y concluyeron que no existe una solución a corto plazo para los racionamientos, por eso las oscuranas el día de las elecciones por ahora son garantizadas, aunque ambas partes buscan reunirse para abordar este tema.
Se conoció que este encuentro se podría celebrar el martes próximo en la sede central de Fenosa, pero podría ser atrasado, ya que se pretende invitar a las autoridades del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), de la Comisión Nacional de Energía (CNE) y las empresas generadoras.
Y es que la preocupación no es para menos, porque según el director de logística del CSE, Adonai Jiménez, el conteo de votos se volvería muy lento y la transmisión de datos quedaría suspendida si es que existe un apagón esa noche.
“El gobierno tiene la obligación de garantizar la energía para que haya luz en las mesas de votaciones el día de las elecciones, y eso sí es seguro, que sin luz no hay transmisión de resultados, por lo tanto tiene que haber luz. No hay alternativa”, sentenció Jiménez.
Garantizó que el CSE, previendo este escenario, tiene previsto dotar a cada Junta Receptora de Votos (JRV) de una lámpara de manos, candelas y cerillos para que los integrantes puedan continuar con el conteo, aunque de manera más lenta.
No obstante, Jiménez no descartó que por el uso masivo de candelas puedan producirse algunos incendios, además, que “las tendencias a equivocarse en el conteo de votos podrían ser mayores y generarse problemas en la elaboración del acta, pero todo esto es una aventura, nosotros nos estamos reuniendo con el Poder Ejecutivo”.
Jiménez consideró “muy difícil” que se pueda producir un fraude electoral por falta de energía, sin embargo, admitió que pudieran generarse posibles desórdenes y alborotos en las mesas electorales en el día de los comicios del 5 de noviembre próximo, aunque aclaró que son situaciones hipotéticas.
Para el presidente de Ética y Transparencia, Roberto Courtney, sería un absoluto desastre la suspensión del fluido el día de las votaciones, advirtiendo que ese factor podría convertirse en la peor amenaza para la legitimidad y la confianza de los comicios.
Por su parte, el director del Ipade, Mauricio Zúniga, exhortó al CSE y al resto de poderes del Estado a exigir a Unión Fenosa y las generadoras que garanticen el fluido eléctrico el día de las votaciones, para preservar un clima de seguridad, tranquilidad y evitar cualquier irregularidad.
Por su parte, la directiva de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Jamileth Bonilla, acusó al Frente Sandinista de estar creando condiciones para provocar caos, sobre todo en las oscuranas por la falta de fluido en caso de que su candidato Daniel Ortega pierda los comicios.
“Estamos previendo un caos si no se resuelve el problema energético, estos apagones van a darse obligadamente, no habrá capacidad para hacer la transmisión de resultados, y teléfonos, y el que va a perder está creando las condiciones para provocar el caos con la oscuridad”, señaló.
Dijo que la ALN trabaja para garantizar a sus fiscales una lámpara fluorescente para no detener el conteo de votos, aunque señaló que la garantía del servicio eléctrico es una obligación del Estado.
Tanto Bonilla como la directiva del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), María Auxiliadora Alemán, declararon que se proponen respaldar en el Parlamento la aprobación de los nueve millones de dólares de subsidio para Unión Fenosa, para que se supere la crisis energética.
Alemán dijo que no han analizado ninguna otra alternativa a la posible suspensión de energía el día de las votaciones.
Por su parte, el directivo de Alternativa por el Cambio (AC), Jorge Rubio, advirtió que los apagones el día de las elecciones se prestarían a suspicacias, anomalías o irregularidades que deslegitimarían los comicios y a los candidatos.
Rubio invocó el artículo 48 de la Constitución Política, que en su segundo párrafo dice: “Es obligación del Estado de Nicaragua eliminar los obstáculos que impidan de hecho la igualdad entre los nicaragüenses y su participación efectiva en la vida política”.
Mientras tanto, los organismos de observación electoral --Ipade y Ética y Transparencia--, endilgaron el calificativo de “catastrófica” a la posible suspensión de la transmisión de los resultados electorales.