Nacional

Niñas ultrajadas ya están en Nicaragua

* Están bajo tutela de sus padres, pero MiFamilia las visita para constatar que son bien tratadas * En lo que va del año catorce menores han sido rescatados de El Salvador y Guatemala

Tania Sirias

Las tres niñas chinandeganas que fueron víctimas de tráfico, trata, producción y distribución de pornografía infantil y prostitución en El Salvador, están en nuestro país desde el 11 de septiembre, confirmó Lotty Bendaña, Directora consular del Ministerio de Relaciones Exteriores.
A través del Consulado, afirmó Bendaña, se logró ubicar y rescatar a las menores que se encontraban en situación de riesgo y que eran víctimas de trata de personas. “Nosotros cumplimos con nuestra misión que fue rescatarlas, repatriarlas y trabajar de la mano con el Ministerio de la Familia con el fin de preservar la seguridad de estas pequeñas en el país”, dijo
En lo que va del año, más de 14 niños han sido repatriados víctimas de trata de personas, la mayoría de ellos se fueron bajo engaños de ir a trabajar a El Salvador o Guatemala.
Explicó que para que un menor pueda ser repatriado, el niño tiene que ser entregado por el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia (ISNA), que es el homólogo del Ministerio de la Familia en nuestro país.
La directora consular dijo que al Ministerio de la Familia le corresponde hacer un estudio social de la familia del menor para ver si está en condiciones para cuidar a sus hijos. Además, tendrán que darle seguimiento a este caso y proteger a las tres chavalas, ya que la menor de ellas tiene 14 años y está embarazada.
Depresión y ansiedad
El ISNA notificó al Consulado de Nicaragua que las niñas presentaban problemas de ansiedad, depresión, pérdida de apetito y alteraciones del sueño, producto según la evaluación sicológica de falta de afecto familiar y del proceso de internamiento.
Destacó que también hay inconsciencia por parte de los padres de familia al permitir que sus hijos se vayan a otro país con un extraño, ya que una de las niñas se había ido con permiso de sus padres hacía un mes. Esto se entiende, ya que debido a la pobreza de la zona en que viven los menores, tienen que emigrar en busca de un empleo.
“Las niñas están en este momento bajo la tutela familiar, pero el Ministerio de la Familia seguirá visitándolas con el fin de garantizar que no vuelvan a ser víctimas de algún tipo de abuso”, dijo Bendaña.
Asimismo, lamentó que las personas acusadas por tráfico y trata de personas queden libres. “Centroamérica tiene un protocolo regional para protección de las niñas, niños y adolescentes víctimas de trata de personas. Es por ello que pedí al Consulado de Nicaragua en El Salvador que nos mantenga enterados de lo que se informa en los diarios”, comentó la funcionaria.
La Dirección Consular es parte de la Conferencia Regional de Migraciones, y está trabajando en una campaña para que las menores no sean engañadas por personas inescrupulosas.