Nacional

Intensifican gestiones para albergar centro de desminado

El Centro Internacional de Desminado tendrá un costo de creación de unos ocho millones de dólares, de los que Nicaragua prevé financiar la mitad, principalmente a través equipos y personal especializado en esa labor.

El Gobierno intensificó sus gestiones para concretar la creación de un nuevo Centro de Capacitación Internacional de Desminado Humanitario, una iniciativa ampliamente apoyada por países europeos y americanos, dijo hoy el ministro de Defensa, Avil Ramírez, quien participa en Ginebra en la Conferencia de Estados parte de la Convención de Ottawa contra las minas antipersonales, que tiene lugar hasta el viernes próximo.
Ramírez dijo que el objetivo del Gobierno de impulsar y albergar esa entidad responde a su deseo de "retribuir de alguna manera la cooperación que la comunidad internacional nos brindó para el desminado de nuestro territorio".
Nicaragua es el único país de Centroamérica donde todavía hay minas, que fueron desperdigadas durante la guerra civil de la década de los ochenta y que causaron 800 víctimas mortales en los últimos dieciséis años.
El ministro explicó que ahora el país se encuentra en la última etapa del desminado, cuya culminación -prevista para fines de 2006- ha debido aplazarse un año por el descubrimiento hace algunos meses de seis nuevos campos minados. Las áreas afectadas están en los departamentos de Nueva Segovia y Jinotega, próximas a la frontera con Honduras, precisó.
Ramírez dijo que su país requiere fondos adicionales para concluir con la remoción de las minas, por lo que también ha aprovechado su estancia en Ginebra para entablar contactos con representantes de países donantes, entre ellos de Dinamarca, Suecia y Noruega. Se calcula que de las 160 mil minas diseminadas en el territorio, todavía quedan alrededor de 19 mil por retirar.
Centro costoso
Sobre el Centro de Desminado, el responsable de Defensa indicó que el costo de su creación será de unos ocho millones de dólares, de los que Nicaragua prevé financiar la mitad, principalmente a través equipos y personal especializado en esa labor.
En ese sentido, destacó la valiosa experiencia adquirida por el país, reflejada en la disminución de accidentes del personal que cumple esa misión, de doce -una media internacional- a dos por año.
Para presentar el proyecto y conseguir el resto de fondos necesarios, el ministro señaló que tiene previsto reunirse con los representantes de Alemania, Estados Unidos, Canadá, Dinamarca, Suecia, Japón, Noruega y España que participan en la citada Conferencia.
La decisión final para la creación del centro de desminado se adoptará en la VII Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, del 1 al 5 de octubre próximo en Managua.
Ramírez precisó que se prevé formar a unos 60 especialistas por curso, entre comandantes de pelotones, supervisores de desminado e instructores. Asimismo, señaló que el Centro Internacional de Desminado de Ginebra y la Organización de Estados Americanos (OEA) serán invitados a participar en el proyecto.