Nacional

Clausura en Costa Rica Semana nica de la Patria


CCosta Rica

Con una presentación colorida, patriótica y llena de recuerdos, la embajada de Nicaragua en Costa Rica cerró las celebraciones de
la Semana Patria en este país.
El ballet folclórico nicaragüense, la rondalla de marimbas “Nicaragua Mía” y la Camerata Bach, se unieron para el deleite de cientos de personas que asistieron al Teatro “Melico Sala-
zar”.
Un día antes (sábado), en el parque central, esta misma actividad se ofreció gratuita, pero la lluvia evitó que terminara. Habían pasado unas dos horas de diversas presentaciones artísticas --que involucró a Flor Urbina y “Los Hijos del Quinto”, César Meléndez (El Nica), la rondalla de marimbas y hasta el inicio del ballet folclórico nicaragüense--, cuando la madre naturaleza se manifestó con un torrencial aguacero.
Sin embargo, la satisfacción de los asistentes fue evidente, ya que habían llegado desde horas tempranas para ocupar los mejores lugares, bailar y gritar con mucho orgullo: “¡Viva Nicaragua!”
El cierre de la Semana Patria fue espectacular al poder reunir en el “Melico”, al Ballet Folclórico Nicaragüense, la rondalla de marimbas Nicaragua Mía y la Camerata Bach. Cada baile e interpretación fue aplauda a más no poder, y más de una vez se escuchó en la Sala Mayor el grito de: “¡Viva Nicaragua!”
Cuando se escuchó el popurrí de la rondalla de marimbas de “Nicaragua Mía”, con La Cumbia Chinandegana, los ánimos de los espectadores crecieron, y sólo fueron superados cuando apareció en escena El Güegüence, comedia bailete nombrada recientemente por la Unesco, Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, pero atrás no se quedaron El Solar de Monimbó, Palomita Guasiruca, La Mora Limpia, y La Gigantona y el Enano Cabezón.
Cultura entre hermanos
“Somos pueblos hermanos. La cultura es una vía para fortalecer los lazos de amistad que nos unen. Hoy que cerramos las celebraciones de la batalla de San Jacinto y de la independencia de Centroamérica, queremos dejar evidencia de que Nicaragua es un pueblo de paz y que lucha por salir adelante”, dijo aún eufórico, el embajador de Nicaragua, Leopoldo Ramírez Eva.
Con su tradicional salida: Así es Nicaragua, Ronald Abud Vivas, director del Ballet Folclórico Nicaragüense, se despidió dejando una estela de recuerdos, añoranzas y orgullo nicaragüense entre los compatriotas que asistieron, mientras que para el público tico, la sorpresa era mayúscula, al ver la calidad de las interpretaciones y la tradición cultural de los nicaragüenses.

leonelmen@gmail.com