Nacional

Trabajo científico evitó mayor tragedia


LEÓN
Las muestras de sangre de aproximadamente 118 pacientes con intoxicación metílica, en el Hospital Escuela “Oscar Danilo Rosales”, de León, fueron analizadas en los laboratorios de cromatografía de gases del departamento de Química de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León), y reflejaron niveles altos de concentración de metanol, sustancia líquida e incolora que después de consumirse en un espacio de 24 a 72 horas produce daños irreversibles al organismo humano, los cuales conducen a la muerte.
El Ministerio de Salud (Minsa), registra a partir del dos de septiembre del corriente año, 42 muertos por intoxicación metílica y 765 afectados en el departamento de León y Chinandega. Todavía se encuentra vigente la emergencia sanitaria decretada el siete de septiembre.
Muestra día a día
Santiago Pacheco, responsable del laboratorio de cromatografía de gases en el departamento de Química de la Facultad de Ciencias de la UNAN-León, explicó que las primeras muestras de guaro lija analizadas en el laboratorio de cromatografía de gases con columna capilar, detectaron la presencia de metanol puro en unas de las muestras, resultado que alertó y proporcionó valiosa información para mejorar la calidad del tratamiento de los pacientes ingresados en el hospital de León, explicó.
Después de pasada una semana del problema se tomaron 48 muestras de sangre de pacientes con intoxicación metílica, reflejando los estudios de laboratorio que 47 muestras contenían etanol y metanol, y 12 muestras daban metanol puro en concentraciones superiores al 35 por ciento, lo que orilló a las autoridades de la universidad y del Minsa a tomar medidas drásticas en contra de los expendedores de guaro lija.
Posteriormente, el miércoles 13 de septiembre, la UNAN-León informó del estudio de laboratorio practicado a 138 muestras. 116 correspondían a muestras de sangre de pacientes intoxicados e ingresados en el hospital, y 22 muestras de guaro lija que había sido incautado en expendios clandestinos de la localidad, cuyos resultados fueron similares a los anteriores: se encontró concentraciones altas de metanol.
Santiago Pacheco destacó que cuando la ingesta metílica supera los 40 miligramos en concentraciones superiores al 30 por ciento, los síntomas se hacen sentir en menos de 72 horas y los daños son irreversibles: ceguera, insuficiencia renal aguda, colapso circulatorio, convulsiones, fiebre, coma y muerte.
Trabajo de estudiantes
de Medicina
Durante este período de emergencia sanitaria, hay que destacar el trabajo de concienciación ciudadana que efectuaron aproximadamente 350 estudiantes de quinto y sexto año de las carreras de Psicología, Enfermería, Medicina y Bioanálisis Clínico de la UNAN-León.
Los jóvenes visitaron casa a casa, barrios y repartos para orientar a la población sobre el grave problema que significa seguir consumiendo guaro lija. Este producto carece de los estándares de calidad y se encuentra complemente prohibida su distribución, comercialización y consumo.