Nacional

UNA: Zona Franca contamina ambiente

* Comisión Mixta pide al ministro Gurdián que intervenga en el problema en vista de que el Marena y la Corporación de Zonas Francas no han dado respuesta positiva

Ary Pantoja

Los miembros de la Comisión Mixta de la Universidad Nacional Agraria (UNA) demandaron al ministro del Trabajo, Virgilio Gurdián, que intervenga en el problema ambiental que padecen los trabajadores de esta Alma Mater producto de los gases que emanan las industrias de la maquila ubicadas en la Zona Franca Industrial “Las Mercedes”.
Con fecha 11 de junio, los miembros de la Comisión Mixta de la UNA enviaron una carta al ministro Gurdián explicando las gestiones que hasta la fecha han realizado ante las autoridades del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena) y el presidente de la Corporación de Zonas Francas (CZF), Ramón Lacayo, por resolver el problema originado por las constantes emanaciones de las industrias de maquila.
“Se han cumplido las recomendaciones en materia de seguridad e higiene que ha realizado el Mitrab, el Minsa y el INSS en las inspecciones que se nos hacen; hemos recibido asesorías y capacitaciones por parte del personal del INSS… Sin embargo, estamos expuestos a un problema ambiental provocado por las empresas de la Corporación de Zona Franca Las Mercedes”, dice parte de la misiva.
La carta agrega que “en su operación de maquilas de textiles y otros están incrementando la contaminación irracional del medio ambiente y que la UNA, por ser el vecino inmediato, está siendo afectada indiscriminadamente, causando daños a la salud y a las instalaciones”.
Trabajadores expuestos a gases
Los empleados de la Universidad Nacional Agraria están expuestos a “emisiones de gases de las chimeneas instaladas en la Zona Franca que están un nivel de terreno significativamente más bajo que el de la UNA, por lo que recibimos en todo nuestro cuerpo los efectos de dichos gases”.
“(Estamos expuestos) al aire terriblemente maloliente e inhumano que emana de la pila de tratamiento de aguas residuales que construyeron exactamente enfrente de la entrada principal a las instalaciones centrales de la UNA y del comedor institucional, en el que diariamente se sirve un promedio de 1,300 raciones para el personal y estudiantes que residen en el campus”, dice la misiva.
Los empleados y estudiantes de la UNA también se ven afectados por “emanaciones de humo u otros gases y a veces hasta del tipo hollín por los residuos negros que se depositan en los platos de comida, la piel y mesas. Muchas veces las emanaciones se dan durante el almuerzo, invadiendo de humo y gases y generando todo tipo de reacciones en las personas, como vómitos y mareos, ya que el ambiente se enrarece”.
Zona Franca y Marena incumplen
Los miembros de la Comisión Mixta de la UNA decidieron acudir al Ministerio del Trabajo en vista de que las autoridades del Marena y de la Zona Franca han incumplido con varios de los acuerdos, entre ellos:
* Revisar la situación de las chimeneas para resolver lo de la altura.
* Establecer la comunicación para llevar el control de los malos olores.
* Cerrar el portón de acceso del personal de la Zona Franca por la calle de la UNA y dejarlo solo para emergencias por el riesgo de accidentes y la basura (contaminación).
* Revisiones del manejo de la planta de tratamiento de aguas, ya que está diseñada conforme a estándares internacionales y no debería de haber emanaciones (según Marena y las autoridades de Zona Franca).
* Traslado a otro sitio de las empresas de desechos húmedos.
* Daños en tendido eléctrico ocasionado por los camiones que vienen de las empresas de la Zona Franca, en lo que se ha hecho reclamos escritos sin ninguna respuesta.