Nacional

RAAN, territorio libre de guarón

* Hace meses un cantinero intentó vender guarón, pero fracasó porque nadie lo quería

Fermín López

PUERTO CABEZAS, RAAN
Después de varios operativos que iniciaron desde el pasado lunes promovidos por el Ministerio de Salud en coordinación con la Policía Nacional, no se logró encontrar en ningún barrio de los diferentes municipios de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) ni una sola gota del famoso aguardiente “guarón”, el cual ya ha cobrado la vida de más de 40 personas en Occidente y mantiene en estado delicado a varias decenas de pacientes. Desde que se dio la emergencia, autoridades de Salud iniciaron a nivel nacional operativos para decomisar todo licor en barriles, baldes o galones sin etiqueta, para evitar que el guarón mezclado con metanol continuara causando mayores daños en las personas que lo habían tomado.
Según dijo a EL NUEVO DIARIO la doctora Lucía Lira, Directora del Silais de la RAAN, en las requisas que iniciaron desde el pasado lunes en los municipios de
Bilwi, Waspam y Las Minas no encontraron ni una sola gota de licor que se estuviera vendiendo a chorro, pero sí expendios de licor debidamente etiquetado y con su registro sanitario, dijo la funcionaria.
El capitán Celestino Aguirre, jefe de la Secretaría y Relaciones Públicas de la Policía, dijo que el famoso guarón intentó venderse en un establecimiento en Bilwi, pero meses después cerró debido a la poca demanda que tuvo, ya que los amigos de la bebida prefieren más las otras, es decir, las etiquetadas, que sí son importadas, aunque sean un poco más caras.
Aguirre manifestó que durante el operativo se logró decomisar una pequeña cantidad de licor, pero éste está debidamente etiquetado. “Los que estaban mal eran los expendios, ya que estaban funcionando de forma ilegal”, indicó.
La directora del Silais, doctora Lucía Lira, dijo que en los hospitales de diferentes municipios tampoco se ha atendido a pacientes con síntomas de envenenamiento por metanol, tal a como ha ocurrido en algunos municipios del Pacífico.
“Lo que pasa es que nuestra gente es fachenta, le gusta tomar lo envasado, sellado y con su respectiva marca”, relató el pulpero Nemesio Rivera, quien vende en su establecimiento bebidas alcohólicas para llevar.