Nacional

Rala visita de alumnos y turistas a San Jacinto


La visita de estudiantes y turistas nacionales y extranjeros a la Hacienda San Jacinto, escenario de la histórica batalla donde fueron derrotados los invasores norteamericanos, no estuvo muy concurrida ayer 15 de septiembre.
Lo que sí estuvo a la orden del día fueron las requisas de botellas de licor y las alteraciones provocadas por jóvenes que bajo efectos etílicos o de otras sustancias intimidaban a jovencitas que subían al famoso cerro cercano a la hacienda.
“Hemos diseñado un plan de seguridad para garantizar que no se consuma licor y que no haya desórdenes”, explicó el inspector Javier Perryman, jefe de la Policía de San Benito, quien dirigió las labores de vigilancia en la zona.
A pesar de las medidas de seguridad, Perryman reconoció que estudiantes y algunos turistas filtraron licor en botellas de gaseosas que aparentaban estar selladas. “Les inyectan el licor sin romper el sello”, dijo el jefe policial.
Varios jóvenes que dijeron ser estudiantes de un centro escolar que ellos llamaron “La Colonia”, fueron retenidos por la Policía durante varias horas, luego que un grupo de jovencitas los denunciaron “por manosearlas y levantarles las faldas” cuando bajaban del cerro.
Los muchachos entre las edades de 15 y 16 años fueron posteriormente dejados en libertad. Karla María Méndez Orozco, coordinadora de la Hacienda San Jacinto, confirmó que desde que inició la jornada de las Fiestas Patrias, un total de 15,326 estudiantes han visitado el lugar.
“También han visitado la hacienda 400 turistas nacionales y tres extranjeros”, dijo Méndez Orozco, quien aseguró que se han realizado esfuerzos para que los visitantes cumplan con las normas de comportamiento en el lugar, y principalmente no se consuma licor dentro del área.
Señaló que se colocaron recipientes plásticos para depositar basura; y para mantener la limpieza de la zona se impidió que las ventas de alimentos y gaseosas ingresaran dentro de los predios de la hacienda, lo que molestó a los vendedores.
A los únicos que se les permitió estar dentro de la hacienda fue a los que alquilan caballos, pero se les limitó el área de movilización para evitar que los animales cabalgaran entre los estudiantes y turistas.
Méndez Orozco reconoció que se hicieron varias requisas de botellas de licor y hasta un arma hechiza que llevaba un estudiante. El inspector Perryman confirmó, por su parte, la captura de José Miguel Jarquín Aguilar, de 24 años, un reconocido delincuente apodado “Chepe Chu”, quien pretendió aprovechar la presencia de los estudiantes para hacer sus fechorías.
“Chepe Chu’ es el terror de la comarca Las Canoas, y lo capturamos ayer; es famoso por cometer robos con intimidación”, afirmó el inspector Perryman, tras una valoración del alcance del plan de aseguramiento en la Hacienda San Jacinto.
Hasta ayer, el puesto de la Cruz Roja dirigido por Camelia Guzmán había prestado un total de 94 servicios de primeros auxilios a estudiantes por caídas de caballos o resbalones cuando bajaban del cerro.
Según Guzmán, entre los servicios, siete fueron de relevancia y los lesionados fueron trasladados a hospitales de Managua por presentar fracturas por caídas de caballos.