Nacional

Retorna crisis en la Tropigás

* Problema se extiende a El Salvador, y funcionarios de empresa aluden una deuda millonaria que no les pagan

Gustavo Alvarez

El desabastecimiento de gas licuado continúa en el país, mientras la empresa Tropigás responsabilizó al gobierno salvadoreño de ser el causante del problema, porque no les paga 11,2 millones de dólares que les adeuda en subsidio e impuestos pagados equivocadamente, lo que les impide importar más producto.
Tropigás de El Salvador, que es también propietaria de la misma firma de Nicaragua, fue amonestada en ambos países por los entes reguladores por no poder normalizar el desabastecimiento del producto.
El Instituto Nicaragüense de Energía (INE), además de amonestar a Tropigás, autorizó a ZGas llenar los tanques de su competidor, pero al parecer esta otra empresa no cuenta con suficiente capacidad para absorber la demanda, porque las distribuidoras carecen del combustible.
En El Salvador también autorizaron a los competidores de Tropigás llenar los tanques de gas de la empresa en problemas.
Cambiaron versión
Hace un mes, cuando inició el desabastecimiento, Tropigás informó al INE que los problemas en la distribución del gas se debían a retrasos en los permisos de exportación por parte del Ministerio de Economía de El Salvador, pero ahora dicen que se debe a problemas financieros, según lo confirmaron ellos mismos a los periódicos de ese país.
El Diario de Hoy de El Salvador informó ayer que los representantes de Tropigás señalaron que el gobierno les adeuda 8 millones de dólares en subsidios y 3,2 millones de dólares en impuestos que pagaron de más al fisco, lo que suman 11,2 millones de dólares.
Según el mismo periódico, Tropigás aseguró que por esa deuda no tienen capital para pagar dos barcos con gas para abastecer ambos países.
Sin embargo, en varias ocasiones la empresa informó al INE y a los medios de comunicación de Nicaragua, que el cargamento de gas ya estaba por llegar.
Representantes de Tropigás aseguraron que por lo que les adeuda el gobierno salvadoreño, han tenido que recurrir a préstamos bancarios en el exterior para poder pagar el desembarque del gas en El Salvador, pero que en los próximos días todo estará normalizado.
Sin embargo, criticaron el que autorizaran a otras empresas a llenar los tanques de Tropigás, porque consideraron que se trata de un “leve problema de desabastecimiento”, por el atraso en el desembarque de gas.
Gobierno lo niega
El Ministerio de Hacienda de El Salvador negó que exista tal deuda con Tropigás, ya que supuestamente están pagando 4 millones de dólares mensuales a la empresa por los subsidios.
Las autoridades salvadoreñas multaron hace pocos días a Tropigás y a otras empresas, porque estaban vendiendo cilindros de gas con menos peso.
La empresa Tropigás abastece el 60 por ciento del gas licuado en El Salvador, y el mismo porcentaje del mercado abarca en Nicaragua.
Distribuidoras sin gas
Pese a las constantes promesas de Tropigás de normalizar la distribución en pocos días, ya llevan un mes con el problema, y las distribuidoras de gas del país seguían ayer sin el producto.
El haber autorizado a ZGas el llenado de tanques de Tropigás tampoco parece haber solucionado el problema, porque aún no se consigue con normalidad, sino que llega a las distribuidoras de manera esporádica y en menores cantidades.
Anielka García, de las misceláneas 3 Hermanos, que distribuyen gas de Tropigás, dijo a EL NUEVO DIARIO que desde hace una semana la empresa les comunicó que les normalizaría la distribución, pero siguen sin recibir el producto.
Agregó que supuestamente el próximo lunes les llenarán los tanques, pero no están seguros de que esta vez la promesa se vaya a cumplir.
Uriel Matus, propietario de otra distribuidora de Tropigás de Managua, dijo que ha estado recibiendo el producto, pero de manera racionada.
Añadió que Tropigás no le está llenando ni la cuarta parte de lo que necesita para abastecer a sus clientes. Ayer tampoco tenía gas disponible.
Matus consideró que ZGas no tiene suficiente capacidad para absorber el déficit de gas del mercado, porque la situación continúa similar desde hace un mes, cuando estalló el problema de desabastecimiento del producto de la marca Tropigás.