Nacional

Denuncian persecución de policías en el “Huembes”

* En total son 25 personas que laboran en sector de la terminal

Voceadores de la terminal del Mercado “Roberto Huembes” señalaron que tienen siete días sin poder trabajar, ya que son desalojados por policías corruptos. “Estamos haciendo pública la denuncia, ya que más de 20 trabajadores tienen una semana sin llevar el pan de cada día a sus casas”, dijo Adrián Martínez, secretario de la Federación de Trabajadores por Cuenta Propia.
Martínez aseveró que se han reunido con el comisionado Horacio Sobalvarro, segundo jefe del Distrito Cinco de Policía, quien afirmó que esta persecución no iba a continuar, “sin embargo, ayer todavía estaban dos patrullas en la terminal de buses desalojando a los voceadores”, dijo.
Agregó que los están “boleando” con el Ministerio del Transporte, Commema del “Roberto Huembes” y la Policía, ya que no les dan argumentos sólidos sobre la decisión de retirarlos de sus puestos de trabajo.
“A estos 25 trabajadores les están violentando el derecho humano a tener un trabajo, por eso esperamos que esto se resuelva de inmediato, de lo contrario vamos a denunciar este caso ante la Comisión de Asuntos Internos de la Policía”, dijo Luis Berríos, dirigente sindical del “Roberto Huembes”.
Señalan coimas y corrupción
“Sabemos que detrás de esto hay corrupción, coimas, prebendas y un sinnúmero de cosas que no están claras. Si esto no se resuelve, nos obligarían a movilizar a toda la gente que tenemos en los semáforos y de los mercados en solidaridad con los trabajadores afectados”, dijo el secretario de la Federación de Trabajadores por Cuenta Propia.
Berríos comentó que para que los policías los dejen ganarse el pan de cada día, les tienen que dar desayuno, dinero o cualquier cosa. Esto refleja la corrupción que existe en esta institución, porque los oficiales sólo argumentan que nos retiran porque estamos obstruyendo el paso, por mal comportamiento, y cuando llegamos a la delegación no existen tales denuncias”.
En total, son 25 trabajadores afectados, miembros de un sindicato, que reciben diez córdobas por bus, y ganan0 alrededor de 420 córdobas a la semana.