Nacional

Van más de cincuenta fallecidos por metanol

* Murió la primera persona envenenada en Chinandega y crece número de los que quedarán ciegos * Temor por consecuencias de fin de semana largo, y Mific empezará a aplicar normativa de licor envasado

A más de 700 ascendió el número de personas intoxicadas por consumo de guarón adulterado con metanol, y mientras el registro del Ministerio de Salud, Minsa, señala que la cifra alcanza los 40 fallecidos, la Alcaldía de León confirmó que son más de 50.
La ministra de Salud, Margarita Gurdián, corroboró que ayer se dio el primer deceso en el departamento de Chinandega, donde se incrementó a 28 las personas atendidas por consumo de guarón contaminado.
“Las secuelas son trágicas, hay tres casos de ceguera irreversible en el Hospital “Lenín Fonseca”, y una cifra superior en el Hospital de León, y desafortunadamente muchos de ellos son bastante jóvenes”, afirmó Gurdián.
El Minsa estima que ahora son más de 30 pacientes los que quedarán ciegos o con graves lesiones en la vista, mientras otra veintena quedará con afecciones renales crónicas.
Temor por fin de semana largo
“No consideramos que estamos fuera de la alerta, porque viene un fin de semana muy largo y debemos tener la normativa y las supervisiones rígidas, para que no tengamos mortandad el fin de semana largo que se nos avisa”, dijo Gurdián.
La Policía y los inspectores del Minsa continuarán con las labores de decomiso del licor que se venda a granel. A nivel nacional se han incautado alrededor de 95 mil litros de guarón en diferentes expendios.
La titular de Salud indicó que en muchos casos el metanol sólo fue mezclado con agua, lo que provocó que los ahora fallecidos no tuvieran tiempo de acudir a las unidades de atención en salud.
Mific aplica normativa
El titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), Alejandro Argüello, aseguró que desde esta semana comenzarán a aplicar la normativa técnica que aprobó la Corte Suprema de Justicia, que impide la venta de licor sin envasar.
El funcionario explicó que una serie de recursos de amparo que habían introducido varios distribuidores de guarón ante la Corte Suprema de Justicia, impidieron a esta institución el poder aplicar la normativa que prohibía la venta del licor sin envasar desde 2005.
A través de dicha normativa, el Mific trataría de impedir que este tipo de licor continuara comercializándose a granel, en recipientes que contienen desde 20 hasta 250 litros.
La Sala Constitucional de la CSJ consideró improcedentes los recursos de amparo, porque lo que cabía eran recursos de inconstitucionalidad, que van en contra de toda ley, decreto o reglamento.
Las personas que recurrieron contra la normativa del Mific incluyen por lo menos a cinco empresas distribuidoras de guarón, entre las que están la Sociedad Civil Universal de Procesadores Artesanales y Vendedores de Aguardiente (Sociunparveag), la Distribuidora México-Nicaragüense (Menicsa) y la Empresa Importaciones Centroamericanas S.A. (Icasa).
Aunque los distribuidores del guarón alegaron que la medida los afectaba porque les obligaba a competir con grandes compañías licoreras, en el expediente judicial aparece hasta una representante de un ingenio nacional, recurriendo contra la normativa.
La nota insólita
La ministra Gurdián se mostró muy molesta porque conoció de cuatro casos de pacientes que habían sido dados de alta y han reincidido en el consumo de guarón mezclado con metanol.
Afirmó que es una falta de responsabilidad tremenda de estás personas, que viviendo en carne propia la experiencia de la intoxicación, hayan vuelto a consumir alcohol, botando prácticamente el trabajo de los medios de comunicación y las instituciones que han contribuido a disminuir los casos.
“El apoyo de la familia es importante, porque muchos de ellos son alcohólicos, sin embargo el Minsa suministrará a los que se les vaya dando de alta aguardiente de buena calidad, porque sabemos que muchos no pueden vivir sin el guaro”, dijo el epidemiólogo del Minsa, Juan José Amador.
Ayer, Gurdián recibió un donativo de 50 mil dólares de manos del embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Paul Trivelli. El dinero será utilizado para atender la emergencia y la adquisición de equipos de diálisis, material de reposición periódica y medicamentos para paliar las necesidades urgentes provocadas por la tragedia.