Nacional

20 barriles de metanol

*** Delincuente conocido como “Changuelo” vendió el veneno a bajo precio, logrando colocarlo por casi todo Occidente *** Diez personas acusadas por la Fiscalía, la mayoría presuntamente engañadas por el proveedor, quien hasta se tomó un litro para convencerlos *** Minsa reporta 712 afectados, de los cuales 394 han sido atendidos hospitalariamente y 51 perecieron

LEÓN
El sujeto José Ángel Rodríguez Martínez, de 47 años, alias “Changuelo”, delincuente de gran peligrosidad y que en muchas ocasiones ha evadido la justicia nicaragüense, fue acusado por el Ministerio Público ante el Juzgado Segundo de Distrito Penal de Audiencia de León, por el delito de atentar contra la salud pública.
“Changuelo” es señalado como el principal responsable de haber distribuido y comercializado 20 barriles de alcohol metílico o metanol, causante de 51 muertos y centenares de afectados.
De acuerdo con las investigaciones realizadas por la Policía Nacional, durante la audiencia preliminar presentada ante la jueza Cela Corrales González, este miércoles 13 de septiembre, el fiscal auxiliar Carlos Manuel Salazar presentó acusación contra los imputados Marcia Lorena Oconor Sobalvarro, de 50 años; Reynaldo Edwin Oconor Sobalvarro, de 48; Francisco Javier Rodríguez Martínez, de 25; Ana Mercedes Martínez Lagos, de 45; Darling Patricia Rodríguez Velásquez, de 24; Juan Ramón Reyes Ramos; Martín Gabriel Pereira Oconor; Estela Sobalvarro Juárez y Alfonso Ernesto Martínez Quedo, de 46 años, señalados como coautores del delito antes mencionado.
En el escrito presentado a la jueza Cela Corrales González, se refiere que el 30 de agosto de 2006, a las 2:00 de la tarde, Marcia Lorena atendió una llamada telefónica de parte de José Ángel, quien le manifestó que tenía 20 barriles de licor, aunque él sabía perfectamente que lo que estaba ofreciendo era metanol, muy tóxico y de uso industrial, y no el tradicional alcohol etílico.
Cada barril se lo ofreció a 1,800 córdobas, y procedió a comprar cuatro barriles de metanol. La transacción comercial se efectuó un día después, cuando José Ángel, en compañía de Darling Patricia y Juan Ramón, llegaron a bordo de una camioneta Mitsubishi gris, de doble cabina, y de otra camioneta roja Nissan, tina larga, a venderle cuatro barriles de 225 litros de guarón, a un precio de 7,200 córdobas.
Presuntamente tomó metanol
En el acto de la transacción comercial, el acusado --José Ángel-- le entregó a Marcia Lorena una muestra del producto que le andaba vendiendo, y le dio un litro de alcohol para que lo mezclara con agua, y se lo tomó.
Marcia Lorena procedió a preparar el licor, midió con un alcoholímetro de su propiedad dicho alcohol, con resultado de 102 grados de densidad, lo que le pareció raro, puesto que el grado de densidad era muy alto, pues la densidad del alcohol comúnmente debe ser de 96 grados, por lo que procedió a mezclar veinte litros de alcohol con 40 litros de agua para un total de 60 litros. Ese mismo día, con su sobrino Martín Gabriel, envió el licor al negocio de Poneloya, la licorera Estela de Los Mares, propiedad de su progenitora Estela Sobalvarro Juárez, ubicado en la entrada a Poneloya.
Lo enviaron a varias pulperías
El licor fue distribuido a varias pulperías de la Costa Azul del balneario de Poneloya, donde se presentaron los primeros intoxicados.
Asimismo, “Changuelo” procedió a comerciar y a distribuir los otros 16 barriles de guarón en establecimientos del centro de la ciudad de León. Tal es el caso de Alfonso Ernesto Martínez Quedo, propietario de la licorera La Cuarta, en el barrio Guadalupe, quien también compró seis barriles de metanol pensando que era guaro lija.
La comisionada Aminta Granera, Directora General de la Policía Nacional, brindó condolencias a los familiares de los intoxicados, y, a su vez, aclaró que en relación con el origen del metanol, sólo tienen presunciones y no quieren referirse a acusaciones hasta tener las evidencias, refirió.
¿”Ordeñaron” pipa?
La jefa de la Policía dijo que se presume que el metanol causante de muertes en León, ha sido producto de “ordeñar” una pipa o de asaltar camiones, como ha sido la costumbre de “Changuelo”, acusado en múltiples ocasiones por robo con intimidación a camiones de azúcar, ordeñar las pipas de combustibles que vienen procedentes de El Guasaule, además de otros 17 de delitos que se le imputan.
“No vamos a profundizar en estas presunciones, hasta una vez terminada la investigación y tener las evidencias suficientes, la investigación queda abierta. Es sospechoso que hayan comercializado con metanol que es de uso industrial, y que tiene un costo 10 veces más caro que el etanol, que es lo que se debió haber mezclado para hacer el guarón, es difícil suponer que para hacer negocio compren metanol caro para mezclarlo con agua”, dijo Granera.
Fiscalía insiste con El Salvador
Por su parte, Freddy Arana Rivera, fiscal departamental, aseguró que todas las evidencias señalan que el metanol fue adquirido de una manera clandestina desde El Salvador, sin embargo, hay hipótesis que indican que se obtuvo de una pipa.
“El principal autor de esta tragedia, ‘Changuelo’, niega los hechos, porque es un profesional de la delincuencia, de alta peligrosidad, y jamás va a confesar su implicancia. La Fiscalía pide una pena de más de una década para los responsables de esta tragedia, ya que muchos sobrevivientes tendrán que convivir con daños y consecuencias fatales.
El Ministerio Público acusó a estas personas de acuerdo con el artículo 331 del Código Penal vigente, que tiene que ver con la adulteración de productos que han causado la muerte o que exponen la integridad física de las personas.
Margarita Gurdian, Ministra de Salud, explicó que en todo el Occidente del país se registran 712 afectados por metanol, 394 han sido atendidos hospitalariamente y hay 51 muertos.
“Las secuelas que tendrán que enfrentar los sobrevivientes de la ingesta de licor serán ceguera irreversible, como es el caso de tres pacientes que se encuentran internos en el Hospital “Lenín Fonseca”, de Managua, y en el Hospital de León. Actualmente, varios oftalmólogos están valorando a todos los afectados para tener un conocimiento claro y proceder con programas de rehabilitación, atención sicológica y capacitación para los afectados.
La funcionaria se mostró satisfecha con el trabajo investigativo de la Policía, y confía que se haga justicia. “Es una barbaridad que llevemos 38 muertos a causa de la irresponsabilidad de estas personas. Esta gente conocía desde el primer día que distribuía y comercializaba metanol. Ellos empiezan a distribuir el metanol y a los dos o tres días, empiezan los muertos, luego empezaron a borrar sus huellas”, expresó la ministra.