Nacional

Injude había advertido del peligro a Fenimoto


La Federación Nicaragüense de Motovelocidad había sido advertida sobre el peligro que se corría al seguir haciendo competencias de moto en la pista improvisada de la Avenida Bolívar.
El ingeniero Roberto Urroz, Director del Instituto de Juventud y Deportes, aseguró que ya había advertido a la Fenimoto de “tener más cuidado, y le había exigido a la Policía que tomara las medidas correspondientes”.
Zacarías Mondragón, presidente de la Federación Nicaragüense de Motovelocidad, reconoció que el hecho registrado el domingo pasado fue un lamentable accidente, y “realmente no tuvo la culpa ni el corredor ni nadie”.
Anuncian conferencia hoy
Mondragón informó que hoy la Federación ofrecerá una conferencia de prensa donde dará a conocer los resultados de la investigación que realizó una comisión técnica de Fenimoto. “Quedará demostrado que no es culpa de la Federación ni de los organizadores”, dijo el directivo de moto velocidad.
Para el presidente del Injude, “lo que ocurrió el domingo pasado fue un accidente lamentable que nos debe quedar como ejemplo para tener mayor seguridad y más control de la gente”.
Según el ingeniero Urroz, el Injude no tiene presupuesto para construir una pista de moto-velocidad, y señaló al próximo gobierno la necesidad de invertir presupuesto en educación y deportes. “El presupuesto de esta institución es de 57 millones de córdobas, pero tenemos otras prioridades, entre ellas la construcción de gimnasios multiusos en los departamentos”, señaló.
Familiares demandan indemnización
“En este momento, la construcción de una pista de moto velocidad no es una prioridad para el Injude. Tal vez tengamos dinero para su construcción dentro de unos tres o cinco años. Además, para realizar estas competencias, debe cumplirse con todas las medidas de seguridad para evitar tragedias, pues en caso contrario, habrá sanciones”, dijo el director del Injude.
Mientras tanto, familiares de las víctimas del accidente demandaron de Fenimoto una justa indemnización por la muerte de sus parientes. El hermano de doña Juana Gioconda Zamora García, aseguró que su hermana “andaba trabajando y no ‘de miranda’”.
Por su parte, Auralila Largaespada Rivera, viuda de Julio César Zelaya, otro de los fallecidos durante el accidente, aseguró que no tiene intenciones de mandar a la cárcel al responsable de la muerte de su esposo. “Mi esposo era el único sostén de la familia, lo que necesitamos es que se garantice una indemnización justa”, explicó.
¿Y el seguro que cubre a todos?
Largaespada Rivera lamentó que las autoridades deportivas y de la Policía, den permiso para realizar las competencias a sabiendas de que no “hay condiciones de seguridad para los fanáticos”.
“A mi esposo le gustaba el deporte y principalmente las carreras de moto”, aseguró Largaespada, quien pidió a la Fenimoto una mejor explicación sobre los alcances del seguro que cubre a los competidores y a terceros.
Por su parte, la Dirección de Tránsito del Distrito Cuatro, reiteró que el accidente se debió a la falta de pericia del piloto de la moto Bismarck Ramos Vargas. El expediente policial señala que Vargas soltó la moto antes de impactar contra los espectadores.
“Se comprobó que fue falta de pericia, no pudo contener la velocidad que llevaba que es de 60 a 70 kilómetros”, explicó el capitán Gregorio García, jefe de Información y Análisis del Distrito Cuatro de Policía.