Nacional

Migración de padres traumatiza a los hijos

* Escuelas debieran tomar en cuenta esta realidad * Depresión, alcoholismo y sexualidad prematuros

Tania Sirias

La representante de la Red de Migrantes de Nicaragua, Martha Cranshaw, presentó los resultados de la investigación ¿Qué ha significado para mí y mi familia la migración? La investigación destaca que el 77% de los niños cuyos padres han migrado en busca de empleo viven con un sentimiento de tristeza, desde el momento que el padre toma la decisión de irse hasta el día que regresa.
El problema, señaló Cranshaw, es que los niños están creciendo en medio de una vida de tristeza, y principalmente aquellos niños que no tienen una forma de expresar este sentimiento. Esto a la vez provoca que estos chavalos estén en una situación de riesgo, ya que todos afirmaron que su vida cambió porque que su núcleo familiar se dividió.
Hay 900 mil nicaragüenses en el exterior, de estos 450 mil tienen hijos en nuestro país. Estos niños están creciendo con altos niveles de vulnerabilidad, y se vuelven frágiles en términos emocionales.
“También hay poca concentración en los estudios, lo que provoca deserción escolar. Se dan cambios en la conducta de los niños, y algunos adultos los ven como muchachos difíciles de manejar”, dijo la representante de la Red de Migrantes.
Comentó que si estos temas no se abordan oportunamente y no se incluyen en el sistema escolar, pueden tener un efecto negativo en el desarrollo emocional del niño o adolescente. Algunos niños afirmaron que el cambio era tan brusco que ellos se “descomponían” al no contar con la presencia del jefe de familia.
“En el caso de los varones comienzan a tomar licor y las niñas salen embarazadas tempranamente. Hay un cambio total y una maduración precoz. Estos casos se dan más cuando es la madre quien emigra, ya que ella es el principal referente afectivo y es la figura más importante en el desarrollo emocional del niño”, concluyó Cranshaw.