Nacional

Liquidadores del Bamer aún esperan honorarios

* Sólo han recibido 50 %

Documentos vinculados al proceso de liquidación del Banco Mercantil (Bamer) revelan que los miembros de la Junta Liquidadora de esa entidad financiera determinaron el pago de sus honorarios en 12 millones de córdobas, con base en el 3 por ciento de los bienes de la masa recuperada, la cual ascendía a 409 millones de córdobas.
A finales de abril de 2002, la Superintendencia de Bancos (SIB) estableció el pago de honorarios en un 2 por ciento. Sin embargo, Leopoldo Sánchez, Presidente de la Junta; Edgard Pereira Deshón y Carlos Marín, miembros, solicitaron el 3 por ciento, revela la documentación.
A finales de septiembre de 2003, los miembros de la Junta Liquidadora se cancelaron un anticipo de 5 millones de córdobas por honorarios. De acuerdo con el 3 por ciento que ellos estimaron sobre la masa de bienes recuperados, calculado en 409 millones de córdobas, aún se les debía 7 millones más.
Pero la SIB objetó dicho monto, y señaló que si en los informes acerca del estado financiero del Bamer se insistía con dicha cantidad para el pago de honorarios, ésta sería rechazada, conoció END.
Suma es “ridícula”, asegura miembro de la Junta
Sin embargo, Edgard Pereira, miembro de dicha Junta, dijo a EL NUEVO DIARIO que los honorarios recibidos por ellos hasta ahora representan una suma “ridícula”.
“Nosotros recibimos un adelanto de honorarios. El Superintendente autorizó el tres por ciento sobre la masa a liquidarse”, señaló Pereira. “Es una suma ridícula --añadió--, porque es el tres por ciento de una masa muy pequeña, de unos 400 millones de córdobas”.
“Si nosotros mensualizamos la cantidad que hemos recibido por el período que trabajamos, no llega ni a los tres mil dólares al mes. Es el peor negocio que he hecho en mi vida”, dijo Pereira.
Los miembros de la Junta Liquidadora del Bamer aseguraron que a pesar de haber entregado hace cuatro años el informe final sobre su gestión a la SIB, aún no se les cancela el 50 por ciento restante de sus honorarios.
Carlos Marín, otro de los miembros, explicó que la retención de su pago se debe a una causa pendiente entre Haroldo Montealegre, ex presidente del Bamer, y la Superintendencia de Bancos, lo cual no permite que esta última les apruebe el informe final sobre la liquidación de la cartera del banco.
“La SIB apeló y allí está la apelación todavía en los juzgados. Mientras esa apelación no termine, mientras ese juicio no se finiquite, lo que nosotros presentamos no lo aprueban, no es porque esté malo. ¿Y cuándo es que se va a terminar eso? Eso hay que preguntárselo a los magistrados”, señaló.
Nada que ver con Cenis
Por otro lado, Edgard Pereira rechazó haberse beneficiado de la venta de los activos del Bamer, o a través de la emisión de Certificados Negociables de Inversión (Cenis).
“La Junta Liquidadora lo único que hace es recibir una cantidad de activos, venderlos en subasta pública, y tratar de conseguir el mejor valor para poder pagar a los acreedores. Y eso fue lo que hizo la Junta”, aseguró.
“En ningún momento --dijo-- la Junta Liquidadora tuvo algo que ver con la emisión de Cenis y la fijación de las tasas de interés”.
Por su parte, Leopoldo Sánchez, Presidente de la Junta Liquidadora del Bamer, aseguró que la gestión del colectivo fue “transparente”, y que desde hace cuatro años se han puesto a disposición de la Contraloría General de la República (CGR), para responder por su gestión.
También señaló que la firma auditora extranjera Deloitte & Touche, elaboró un informe que demuestra que la Junta cumplió satisfactoriamente con todas las tareas encomendadas por la SIB