Nacional

Todo guaro deberá venderse envasado


Eloisa Ibarra

Los magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dejaron firme la “Norma Técnica Obligatoria Nicaragüense de Bebidas Alcohólicas”, que obliga a los fabricantes, importadores y distribuidores de aguardiente a granel a vender el producto envasado.
La normativa en cuestión, publicada en La Gaceta del 20 de febrero del 2006, reforma la “Norma Técnica Obligatoria Nicaragüense --Bebidas Alcohólicas-- Envase para el Aguardiente”, publicada en la Gaceta del 19 de octubre del 2004.
Los magistrados declararon improcedente el Recurso de Amparo interpuesto por representantes de la Sociedad Civil Universal de Procesadores Artesanales y Vendedores de Aguardientes (Sociunparveg) y la Distribuidora de México-Nicaragüense S.A. (Senicsa), contra autoridades de la Comisión Nacional de Normalización Técnica y de Calidad del Ministerio de Economía Industria y Comercio.
En la resolución, los magistrados expresaron que el Recurso de Amparo era improcedente, porque en todo caso debían utilizar el Recurso de Inconstitucionalidad que versa en contra de toda ley, decreto o reglamento, o cualquier disposición o resolución de carácter abstracto, general o impersonal que se oponga a lo prescrito por la Constitución Política y que puede ser interpuesto por cualquier persona.
El Recurso de Inconstitucionalidad tiene como finalidad mantener o restablecer la supremacía de la Constitución Política, ante la cual están subordinadas todas las demás disposiciones.
El Recurso de Amparo, indican los magistrados, puede ser interpuesto en contra de toda disposición, acto o resolución, y, en general, en contra de toda acción u omisión de cualquier funcionario, autoridad o agente de los mismos que viole o trate de violar los derechos y garantías consagrados en la Constitución Política.
Los recurrentes esgrimieron que la normativa les causaría perjuicio porque limitaría la actividad de los comerciantes, por el incremento de los costos de operación para envasar el aguardiente.
La normativa publicada en febrero pasado, modifica la publicada en 2004, donde se establecía que el envase plástico para el aguardiente puede ser “polietileno o politeno” de “alta o baja densidad”. Este último término corresponde, en términos prácticos, a la bolsa plástica.
Los comerciantes de aguardiente a granel expresaron en su momento que la normativa los obligaba a sacar en gota un producto que se ha vendido directamente a granel, en galones, en bidones de 20 litros, en barriles de 250 litros, y ahora nos limitan en un bidón que ni siquiera agarra los cuatro litros.
Según los comerciantes, esa medida los sacaría del mercado y beneficiaría a la empresa productora de rones más grande del país.
La resolución de la CSJ, fue emitida el pasado viernes en medio del cierre de decenas de bares de León que venden aguardiente a granel, luego de la muerte de más de 40 personas, producto de la ingesta de guarón adulterado con metanol.