Nacional

Incautan a dos ticos grueso contrabando de crustáceos


María Mercedes Urroz

La Dirección de Investigaciones Económicas (DIE) de la Policía Nacional, realizó un decomiso de más de 8 mil libras de camarones y 600 libras de langostas fuera de talla, a dos contrabandistas costarricenses.
Denis Francisco Quiroz Quiroz, dueño del cargamento de camarones y langostas de contrabando que llevaba en seis contenedores, y Daniel Boza Rivera, conductor del camión azul, placas C 124805, ambos de nacionalidad costarricense, adquirieron los crustáceos el sector de El Viejo, departamento de Chinandega, con ayuda de la comerciante Scarleth Pérez García.
Por su parte el capitán Andrés Gómez, de la DIE, manifestó que desde el viernes que se conoció que los ticos compraban camarones a granel, se les informo a los miembros ubicados en los retenes de Peñas Blancas, donde se les retuvo.
“El domingo se realizó la inspección y se trasladó el producto de Rivas hasta Nicafish, para de nuevo realizar inspección de lo que según él --Denis Quiroz-- trae facturado, que son 2 mil 685 libras de camarones de granja para ver si coincide físicamente con lo declarado en la factura”, indicó el capitán Gómez.
El problema no sólo es que transporta camarones a granel, lo que está prohibido por la Ley de Pesca y Acuicultura, en su artículo número 43, sino además que lleva de contrabando más de lo declarado.
Por su parte, el director de monitoreo, vigilancia y control de Adpesca, Danilo Rosales Pichardo, expresó que su trabajo es inspeccionar, revisar, pesar y realizar el procedimiento administrativo.
“El producto de exportación tiene que ir maquilado, procesado y empacado y no a granel, si llevan más de lo declarado es fraude fiscal, hay varias irregularidades”, dijo Rosales.
Al final del operativo, don Denis Francisco Quiroz no llevaba las 2 mil 685 libras de camarones que reportó, sino 8 mil 777 libras de cola de camarón de cultivo, más 692 libras de langostas fuera de talla.
La langosta fue encontrada en una nevera con tres compartimientos especiales, además de los seis termos que iban repletos de camarones.