Nacional

Surgen protestas de guareros de Managua

* Se oponen a que revivan la pretensión de que todo guarón sea embasado * ”Hasta el whisky adulteran en las botellas”, alegan * Otros opinan que prohibiciones aumentarían la circulación clandestina, y que es mejor hacer énfasis en control y sanidad

Eloisa Ibarra

Los operativos de requisa generalizada de guarón efectuados en León y en algunos barrios de Managua por la Policía Nacional y el Ministerio de Salud, han comenzado a ser objeto de preocupación y crítica por parte de personas afectadas que llamaron a END.
Vendedores de guarón se quejaron, principalmente, por la requisa efectuada en Managua sin que exista ningún caso de intoxicación registrado en la capital, lo que les provoca pérdidas, injustificadas.
Martha Casco, dueña de un bar ubicado en el mercado Oriental, dijo que en Managua la medida es injusta, y criticó que la Ministra de Salud, Margarita Gurdián, ahora saque lo de la Ley de Envases, que nada tiene que ver con el problema ocurrido en León.
Y es que en medio de las muertes ocurridas en la Ciudad Universitaria por adulteración de guarón con metanol, Gurdián dijo que están a la espera de que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) resuelva los recursos de amparo interpuestos por vendedores de guaro a granel, contra la normativa de envase aprobada el año pasado.
Consultamos al señor Carlos Arana, dueño de “Aguardiente Momotombo”, para conocer su opinión alrededor de lo ocurrido en León y las requisas efectuadas, y refirió que llegaron a uno de sus centros de distribución en Managua, y al confirmar que todo estaba bien dejaron el aguardiente.
No hay garantía con envases
Arana considera que el envase y embotellamiento del guarón, no es ninguna garantía de que no habrá adulteraciones, porque en Granada ocurrió que vendían whisky sellado que era falso, y en el caso de la leche se dice que están utilizando formalina y nadie hace escándalo.
“Obviamente, en río revuelto ganancia de pescadores, porque la verdad es que la Ley de Envase, no especifica la forma de embotellamiento, y no se llegó a conclusiones del tamaño que serían los recipientes para envasar. Esto es manipulación y un asunto de falta de escrúpulos de las personas que adulteraron el guarón” indicó.
Partiendo de sus ventas, Arana dice que más gente consume ahora guarón, porque algunos lo consideran más saludable, y otros por falta de recursos económicos y no sólo gente humilde. Antes lo que prevalecía era el ron, pero ahora también consumen aguardiente.
En contra de cierres
Arana no está de acuerdo conque cierren negocios, porque no tiene dinero para envasar, porque habría más contrabando, ya que Nicaragua es un país pobre donde mucha gente vive de eso. Pero sí, hay que ejercer controles y vigilancia y tener mano dura, contra quienes adulteraron el guarón causando la muerte a decenas de personas.
Los procesadores y vendedores de aguardiente, han esgrimido ante las autoridades de salud y el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), que el obligarlos a envasar llevaría al desempleo a miles de personas que no tienen posibilidades de hacerlo, aunque cumplen con todas las normas de higiene establecidas.