Nacional

Moto se estrelló contra el público

* Tragedia en carreras que no prestan ninguna seguridad a los asistentes * Señora pereció instantáneamente y señor murió en hospital, mientras quedaban otros lesionados

La octava etapa del Campeonato Nacional de Motovelocidad se suspendió ayer, producto del mortal accidente en el que se vio involucrado el piloto de la categoría “Super Bike” Bismarck Vargas, quien estrelló su moto entre el público, y producto de esto fallecieron la señora Juana Gioconda Zamora García, de 42 años, y Julio César Zelaya, de 34.
También resultaron golpeados Sergio Pérez y Pablo Emilio Blandón, trabajadores de Banco UNO, quienes se encontraban disfrutando de la mañana deportiva; además de un menor de edad, pero los golpes de éste no eran de gran consideración, dijo William Mejía, bombero voluntario que atendió a los lesionados.
El piloto Vargas perdió el control de su máquina al resbalarse la llanta trasera cuando intentó doblar la curva en los semáforos de la Asamblea Nacional, impactando contra la vendedora ambulante Juana Gioconda Zamora García.
Ella fue atendida de emergencia, pues presentaba politraumatismo generalizado y fractura en la pierna izquierda. Ella falleció en la ambulancia de la Cruz Roja cuando era traslada hacía el Hospital “Lenín Fonseca”.
Horas más tarde, en el mismo centro asistencial, falleció Julio César Zelaya Quintero, quien presentaba fractura de pelvis y politraumatismo generalizado. Según versión de la Policía, este ciudadano, a pesar de que su condición era estable, no resistió un infarto que le causó la muerte. El piloto Bismarck Vargas, quien resultó con fuertes golpes en la mano derecha, fue trasladado al Hospital Militar, pero la tarde de ayer fue dado de alta.
No había seguridad
El impacto se produjo cuando se realizaban las prácticas previas a las carreras. Los corredores venían de oeste hacia el este, y en los semáforos de la Asamblea giraban hacia la izquierda en dirección sur. Fue ahí cuando Vargas no pudo tomar la curva, y al intentarlo se resbaló sobre la rueda trasera con el fatal resultado.
“Como de costumbre, habíamos tomado todas las medidas de seguridad, contábamos con agentes policiales, pero la gente no respeta las medidas de seguridad, porque en ese sector la gente estaba dentro de la pista”, dijo Danilo Osegueda, relacionista público de Fenimoto, organismo que realizó la competencia de moto velocidad.
Sin embargo, a la hora del impacto no había vallas para proteger a la población o prevenir este tipo de accidentes mortales. Osegueda afirmó que ésta es una muy vuelta peligrosa, y que el piloto conducía una moto FZR600, la cual venía a unos 90 kilómetros por hora. El evento fue suspendido por la tragedia que enluta a dos familias nicaragüenses.