Nacional

Expansión a Chinandega

* Sospechan que el gran distribuidor del guaro con metanol que ha causado ya una mortandad, logró salir del país * Ayer llegaron materiales sanitarios de la base militar de EU en Honduras, para mitigar la calamidad que abate al Occidente del país * A pesar de todo, algunos “piruquitas” no escarmientan, en tanto la ministra Gurdián y la Iglesia imploran que cese el consumo

Melvin Martínez

Mientras el Ministerio de Salud, Minsa, contabiliza un total de 33 muertos y 417 afectados por consumo de guarón adulterado con metanol, ayer se presentaron al menos diez casos de pacientes intoxicados originarios del departamento de Chinandega, por lo que la tragedia se está saliendo del control de las autoridades sanitarias.
Extraoficialmente se conoce que la cifra de muertes alcanza las 45, ya que existe un subregistro en el número de casos, porque en las comunidades muchos afectados no están acudiendo al hospital en busca de atención médica.
A pesar de los 33 leoneses reportados por el Minsa, como fallecidos por consumo de guarón, muchos no escarmientan, como Juan José López y otros cuatro compañeros de tragos. Ellos siguieron bebiendo guarón, sentados en una gradita en los predios traseros del estadio de béisbol, cerca de la pizarra.
“No te preocupés, éste es guaro de verdad”, nos respondió, al preguntarle si conocían de la tragedia que tenía enlutadas a muchas familias de la Ciudad Universitaria.
De acuerdo con registros del Minsa, la ingesta de guarón con metanol ha cobrado la vida de 33 personas, sin contar una decena de personas de distintas comunidades del departamento que han fallecido en sus viviendas, porque se han negado a acudir al hospital. En total, hay 45 fallecidos.
Histeria y dolor
Hasta ahora, la cadena de intoxicados no se detiene.
Se registran 417 afectados, y 165 afectados son atendidos en el Hospital Escuela “Óscar Danilo Rosales Argüello”, Heodra, donde 16 pacientes están sumamente graves en la Unidad de Cuidados Intensivos, y centenares de familiares con histeria y dolor ante la impotencia de no poder hacer nada por sus seres queridos.
Pese a la emergencia, las cantinas y expendios no han parado de vender guarón. Esto fue confirmado ayer por el Minsa en un operativo conjunto con la Policía del departamento. Los propietarios de expendios han utilizado casas vecinas para guardar el producto. Hasta ayer, las brigadas del Minsa, el Ejército y la Policía había logrado el decomiso de 61 mil 500 litros de guarón en 550 establecimientos supervisados.
“No podemos permitir que continúe muriendo más gente, por eso vamos a seguir con estos operativos”, dijo la ministra de Salud, Margarita Gurdián, un clamor que quiere que sea escuchado en todo León.
El Heodra ya no da abasto. Para descongestionar sus salas el Minsa decidió trasladar a 35 afectados al Sanatorio “Rosario Lacayo”, de la ciudad; 33, al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”; 15 pacientes a distintas clínicas provisionales; seis al Hospital Militar, y cuatro al Hospital Alemán Nicaragüense.
Tragedia llega a Chinandega
Pero lo que el Minsa temía ya está ocurriendo. El licor “bautizado” con metanol se está distribuyendo en Chinandega, y 10 afectados de este departamento fueron trasladados la tarde de ayer al Heodra.
La Policía Nacional mantiene vigilancia en las carreteras de León-Chinandega y León-Managua, sin embargo, sólo una persona se encuentra procesada.
Continúa el estado de emergencia sanitaria departamental decretado por el Minsa y la Comisión Sectorial de Prevención Mitigación y Atención de Desastres, después de ocho días de dolor y luto.
Gurdián insistió en un llamado a los expendedores para que se abstengan de vender guaro lija, y a la población en general para que evite consumir el licor contaminado.
“Los expendedores están atentando contra la vida de la población al comercializar un producto contaminado con metanol, prohibido por las autoridades”.
El metanol o alcohol de madera es un líquido volátil, incoloro, con olor característico, soluble en agua y alcoholes. Después de ingerirlo presenta variaciones individuales, los síntomas se inician entre los 40 minutos y las 72 horas, dependiendo del tiempo que se tarden en formarse los metabolitos tóxicos, que consisten en embriaguez, náuseas, vómitos, dolor abdominal, visión borrosa, ceguera, depresión, colapso circulatorio, convulsiones, estado de coma y muerte.
Comienzan a aplicar antídoto
La doctora Socorro Gross, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), afirmó que el antídoto (Antizol) ha comenzado a aplicarse a los pacientes más afectados. De acuerdo con la funcionaria de OPS/OMS, las ampollas valoradas en medio millón de dólares, han reaccionado positivamente en los pacientes.
“Es un medicamento de primera línea, costoso y producido sólo por una empresa, fue suministrado a los afectados y es lo mejor que se puede obtener para las personas que están afectados”, dijo Gross.
Personal médico del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos llegó ayer a León para respaldar a las autoridades del Minsa en la aplicación de los antídotos que consiguió OPS.
Principal sospechoso huye
El comisionado César Díaz, segundo jefe de la Policía Nacional en León, aseguró que a diario reciben denuncias de expendios clandestinos que siguen vendiendo aguardiente con metanol. La Policía insiste en que las investigaciones alrededor de este caso continúan, pero sólo se encuentra detenido Alfonso Martínez Quedo, expendedor de la licorería La Cuarta, en el barrio de Guadalupe. Martínez Quedo es señalado por más de 10 padres de familia de estudiantes del Instituto Nacional de Occidente, quienes resultaron intoxicados con alcohol metílico, el cual compraron en este establecimiento.
Según el comisionado Díaz, es demasiado pronto para “tener una respuesta general del problema, pues toda investigación criminal tiene sus dificultades y se trabaja en la formulación de expedientes debidamente ordenados, y documentos con pruebas fehacientes que contribuyan al esclarecimiento de los hechos”.
Las investigaciones permitirán que el Ministerio Público acuse a los implicados con mayor precisión ante las autoridades judiciales.
Pero Martínez Quedo no es el “pez gordo” que busca la Policía. El principal señalado es Martín Pereira Oconor, distribuidor de licor a granel en Poneloya, quien se encuentra prófugo de la justicia. La Policía conoce que huyó hacia El Salvador, de donde se conoce trajo el licor a Nicaragua.
El sábado en horas del mediodía la Policía Nacional giró orden de allanamiento y captura en contra de Oconor, quien fue buscado en la casa de Marcia Oconor Sobalvarro --tía del señalado--, en el barrio de San Felipe, pero la búsqueda resultó infructuosa.
“No se encontró ningún recipiente con guaro lija, pero este sujeto distribuyó licor contaminado en el bar Estela de los Mares, en Poneloya, de donde la Policía incautó varios barriles de aguardiente adulterado, es infractor del artículo 332 del Código Procesal Penal, que tiene que ver con la seguridad pública”, expresó el comisionado Díaz.
Aunque Oconor se encuentra prófugo de la justicia, se espera que en las próximas horas la Policía solicitará su extradición, pues se conoce también que podría ocultarse en Honduras.
Primeros acusados
La Fiscalía de León acusó ayer por delito contra la salud pública a Alfonso Martínez Quedo, a quien responsabilizaron por la muerte de Félix Pedro Moreno, quien ingirió guarón adulterado con metanol en el bar la Cuarta Sección de ese departamento.
El fiscal departamental de León, Freddy Arana, explicó que Martínez fue acusado con base en el artículo 331 del Código Procesal Penal, que establece que será reprimido con prisión de tres a diez años, el que envenenare o adulterare, de modo peligroso para la salud, aguas, bebidas, comestibles o sustancias medicinales destinadas al uso público o al consumo de una colectividad.
Si el hecho es seguido de lesiones o de muerte de uno o más individuos, se aplicarán, según el daño resultante, las penas establecidas en el artículo 318, que van de 12 a 21 años de prisión, en caso de muerte de alguna o varias personas.
El juez de audiencias de León ordenó prisión preventiva para Martínez, la única persona que ha sido acusada, aunque las personas muertas por intoxicación con metanol pasan de las 40.
Arana explicó que la Fiscalía está ampliando las pruebas para aumentar la acusación contra Martínez por la muerte de otras personas, y profundizan la investigación alrededor de otras víctimas.
Una fuente policial indicó que ya tiene claramente identificadas a las personas que trajeron el metanol de El Salvador y se encargaron de venderlo o canjearlo con dueños de diferentes cantinas de León.
Según la fuente, estas personas hicieron todo un trabajo de convencimiento con los vendedores de guarón, a quienes persuadieron de la calidad de su producto, y les indicaron la fórmula para hacer la combinación.
Entre familiares de las víctimas existe inconformidad, porque la Policía Nacional y el Ministerio Público se han dedicado a decomisar el guarón en todas partes, pero sólo han capturado a una persona, aunque ya tienen certeza de la participación de otros que hasta ayer aún estaban en la ciudad.
El Ministerio Público en León indicó que tienen suficientes evidencias para acusar a Martínez Quedo.
Los resultados de las muestras de licor requisadas a este ciudadano tenían 6.25 por ciento de concentración de metanol, se expuso la vida de unas 400 personas, y todavía hay que precisar si los estudiantes intoxicados tendrán secuelas en su salud toda su vida. Además, violentó el estado de emergencia sanitaria, el bando municipal que prohibía la venta y consumo de licor a granel, y el Código de la Niñez y la Adolescencia.

(Con la colaboración de José Luis González y Eloísa Ibarra)