Nacional

Tres personas perecen electrocutadas

* Las víctimas se desplazaban en una camioneta repleta con chatarra, la que hizo contacto con alambre energizado * Cuatro cuerpos fueron expulsados del vehículo, tres se quemaron y uno sobrevivió

MASAYA -Las tragedias siguen rondando a la gente más humilde de nuestro país. Esta vez tres personas de La Concepción, Masaya, perdieron la vida en momentos en que la camioneta en la que trasladaban chatarra hizo contacto con un cable de alta tensión, cuando pasaban por la comunidad Los Rincones, de Masatepe.
El automotor se incendió al mismo tiempo que los cuerpos de Leonel Antonio Hernández Cerda, de 24 años; Cándido Osorio, de 35 años, y Alfonso José Cerda Gutiérrez, de 41 años, fueron expulsados del vehículo hasta quedar carbonizados.
Según versiones de algunos testigos, el alambre tenía días de estar caído, pese a que los mismos pobladores habían dado parte a Unión Fenosa para que enviara una cuadrilla a repararlo, y días antes de la horrible tragedia una vaca que circulaba por el lugar murió electrocutada.
Por su parte, el sargento Marlon Calero, del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Masaya, dijo que el hecho tuvo lugar en las cercanías de la Laguna de Venecia, cuando cuatro personas que viajaban a bordo de la camioneta Nissan roja, placa 125-113, circulaba por el sector comprando chatarra.
Al pasar por ese sector el conductor no se percató que el alambre que colgaba haría contacto con los desechos de metal que cargaban, por lo que se produjo inmediatamente la descarga que dio origen al incendio, en el que perdieron la vida tres personas de las cuatro que iban a abordo.
El sobreviviente
El único sobreviviente es Abdelid de Jesús Blas, de 22 años, quien no tuvo contacto con la chatarra, porque circulaba en la parte trasera de la camioneta sin sujetarse al barandal.
Este joven, dicen los testigos, al momento del roce con el alambre de alta tensión, fue expulsado del automotor, lo que le permitió salvar su vida.
Todo energizaba y escenas espantosas
Las escenas eran horrendas. Los cuerpos quedaron totalmente carbonizados y presentaban quemaduras de tercer grado, informaron paramédicos de la Cruz Roja Nicaragüense.
“No había nada que hacer, pues todo estaba electrificado en un radio de dos metros cuadrados. Son líneas primarias y no se podía trabajar con agua, por lo que tuvimos que esperar una cuadrilla de Unión Fenosa para que eliminara la energía”, indicó uno de los bomberos de Masaya.
Los bomberos investigan las causas que produjo el desprendimiento del cable de alta tensión, y advierten que estas tragedias se podrían evitar si se atendiera con prontitud el llamado de la población cuando reportan este tipo de situaciones.