Nacional

Demandan requisa total del guaro

* Instituciones coinciden en que se trata de un estado de calamidad pública * Operativos se han centrado en León y Managua, pero Policía ha encontrado algunas resistencias

La ministra de Salud, Margarita Gurdián, solicitó ayer a la Fiscalía y la Policía Nacional que de manera urgente realicen una requisa total del aguardiente, mejor conocido como “guarón”, tanto en León como en Managua, para evitar que más personas sigan muriendo por ingerir alcohol contaminado.
El fiscal Julio Centeno Gómez informó que ayer la ministra Gurdián lo llamó por teléfono para solicitarle todo su apoyo y lograr la requisa de todo el “guarón” que sea posible, después que casi 40 personas perdieran la vida por beber el líquido combinado con metanol (alcohol de madera), que es letal.
“Le respondimos (a la ministra) que desde antes nosotros ya habíamos iniciado en coordinación con la Policía las requisas del “guarón”, pero que con su petición entendíamos que la situación se había vuelto una calamidad, y que por lo tanto contara con nuestra ayuda sin condiciones”, dijo Centeno.
Ha habido resistencia
El fiscal general informó que durante el proceso de requisa en el que han trabajado con la Policía se han encontrado con focos de resistencia en algunos lugares en donde se expende el licor, que es consumido en su mayoría por personas de escasos recursos por su bajo valor en los centros de venta.
“Ha habido resistencia de los tanqueros (vendedores por mayor), de los expendedores, porque consideran que es injusto que les quiten el producto que, según ellos, cumple con todas las medidas sanitarias, pero como están trabajando conjuntamente la Fiscalía y la Policía, pues no tienen más remedio que ceder”, dijo el Centeno.
“El operativo se ha estado realizando en todo León y ahora se está haciendo en Managua, en todos los mercados, cantinas, pulperías y expendios en los que se conoce que se vende este producto”, agregó el titular de la Fiscalía.
De igual forma consideró que todo hace indicar que la preocupación de las autoridades de salud tiene que ver con el hecho de que continúan apareciendo personas con los síntomas que han terminado con casi 40 vidas, lo cual significa que a pesar de la epidemia se sigue vendiendo el “guarón” y la gente lo sigue comprando.
Policía en operativo
El capitán Félix Guardado, de la Delegación Cuatro de Policía, confirmó que el día de ayer se realizó en conjunto con el Ministerio de Salud la requisa a cantinas y lugares de expendio de licor a granel, con el fin de confiscar el aguardiente y prevenir que más personas mueran por intoxicación.
Guardado confirmó que se recorrieron todos los barrios ubicados en la costa del Lago de Managua y no se encontró presencia de “guaro lija”, a como también se le conoce al aguardiente.
“Creemos que la gente tiene temor por lo que ha sucedido, y algunos vendedores, por no perder el dinero, pueden hasta estarlo escondiendo. Realizamos esta labor con el Minsa, pero como Policía Nacional seguiremos visitando estos lugares”, dijo el capitán.
Los barrios en que anduvieron fueron: “Domitila Lugo”, “Pedro Joaquín Chamorro”, “Santa Rosa”, La Primavera, Las Torres, Quinta Nina, “Rubén Darío”, Costa Rica, “Selim Shible”, “Camilo Chamorro”, “Jorge Dimitrov”, “Carlos Fonseca”, entre otros costeros.
Esta revisión se debió a que un tomador consuetudinario fue trasladado de emergencia hacía el Hospital Roberto Calderón. En este centro asistencial se nos informó que hasta el lunes se conocerá si esta persona está intoxicada por consumir aguardiente adulterado.