Nacional

Nacido para radiodifusión y periodismo


Polémico, entretenido, crítico, solidario, consejero, gremialista, enfadado, pero sobre todo enamorado de la vida… así es José Esteban Quezada Gamero, veterano periodista y sociólogo de 63 años, 48 de ellos dedicados a su pasión: la radiodifusión nacional.
Un día cualquiera se le puede encontrar desde horas muy tempranas horas en Radio Catarina, pero antes ha pasado por la Radio 580, y después es muy seguro verlo en los pastizales de su finca ganadera “El Disparate”, en Nandasmo.
A pesar de ser leonés y su familia originaria de La Paz Centro, llegó a hacer vida profesional a Managua, donde fundó su familia, pero su mayor vínculo humano lo tiene en la Meseta de los Pueblos.
No existe un lugar donde José Esteban Quezada llegue y no sea bien recibido. En Las Crucitas, La Curva, El Portillo, La “Justo Romero”, en todas las comarcas de Niquinohomo, cada casa es su casa. Lo mismo sucede en Nandasmo y Catarina, y ahora con mayor influencia por la intercomunicación que genera Radio Catarina en esas comunidades.
José Esteban, ¿por qué decidiste ser periodista?
Yo he tenido vocación por la comunicación. Me inicié como asistente de un técnico de radio, luego fui controlista, a la vez que me desempeñaba como auxiliar de contabilidad de la Radio Circuito, de León.
Empecé en el año 58 en la emisora La Voz del Trópico, posteriormente laboré para Radio Atenas y Radio Circuito, todas desaparecidas. Laboré como operador y musicalizador, que no era cualquiera; en 1963 me trasladé a Radio Mil, en Managua.
Periodistas de primera línea
Pero en el periodismo radial, ¿cuándo empezaste?
En el campo noticioso tomé un curso que impartió la UNAN para los periodistas de Occidente, en la Universidad de León. A partir de ahí laboré en Radio Occidental de Chinandega, y después me vine a Managua a trabajar a la Radio Mundial, en un programa dominical con Manuel Berríos. Posteriormente trabajé en Radio Católica, Radio 590 y Noticiero Extra, de Radio Mundial, formando equipo de trabajo con Rolando Avendaña Sandino y Manuel Espinoza Enríquez, quienes eran los directores. Era parte de ese staff, William Ramírez Solórzano.
Con William Ramírez --me unió una gran amistad-- fundé en 1973 el Noticiero Sucesos, en Radio Corporación, programa que alcanzó los primeros lugares de audiencia por más de ocho años.
También fui corresponsal de la Agencia Alemana de Prensa --DPA--
desde 1984 hasta 1995.
Es un fundador de emisoras
Entre periodistas se conoce que has sido fundador de varias radioemisoras.
En 1984 fundé conjuntamente con Richard Sánchez, Nelson Reyes, Ramón León, Martín Madriz y Humberto Sánchez, Radio 800. En 1996, William Ramírez y yo fundamos Radio 580. Y en 2005, hace un año, fundé Radio Catarina, la del primer lugar en la Meseta de los Pueblos y la zona sur del país.
¿Alguna vez te dio miedo ser periodista?
Noooo... fui de los valientes, en 1979 varias veces me escapó de matar la guardia.
¿Es verdad que estás enfermo?
Sí, estoy enfermo. En 2005 me afectó una enfermedad conocida como insuficiencia renal crónica, es algo similar a lo que padecen los afectados por el pesticida Nemagón. Tras varios meses de crisis de salud fui atendido por el doctor Mauricio Jarquín, nefrólogo y profesor universitario de la Escuela de Medicina de León. En marzo de 2006 me dijeron que la enfermedad crónica es irreversible, y el especialista determinó tratamientos con riñón artificial, conocidos como hemodiálisis, que me aplican en el Hospital Militar “Alejandro Dávila Bolaños”, con el apoyo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, porque es un tratamiento muy caro.
Al pie del trabajo
¿Pero la enfermedad te permite seguir con tu dinámica periodística?
La exigencia económica de mi enfermedad me mantiene en funciones en el Noticiero “Sucesos”, que se transmite a las 12 del día en Radio 580, la dirección de Radio Catarina y la administración de la finca lechera “El Disparate”, ubicada en el municipio de Nandasmo. Todos los domingos, de 9 a 10 de la mañana, dirijo el programa de opinión “Alto y Claro”, el que hago con gusto.
¿Por qué “Alto y Claro”?
El título del programa fue tomado de una expresión en el programa “Noticias y Comentarios” de Radio 580 del desaparecido William Ramírez Solórzano, quien un día dijo: “Te estoy oyendo Alto y Claro”, al referirse a la participación telefónica de un oyente.
¿Y lo de ganadero, de dónde te viene?
Desde 1993 adquirí la finca “El Disparate”. El origen de la finca en parte, es la indemnización que me hizo la Agencia Alemana de Prensa, DPA.
Y en el campo político, ¿cuál ha sido tu participación?
En el campo político formé parte del grupo de afiliados al Sindicato de Radio Periodistas de Managua, que se convirtió en vanguardia de la lucha por la libertad de prensa en el país, y fue con la Asociación de Periodistas de León y de Oriente, la fuerza que contribuyó para la fundación de la Unión de Periodistas de Nicaragua, que en su activar fue baluarte en la lucha contra la dictadura somocista.
Tuve el honor de ser parte de la primera directiva de la UPN, la que tuvo como presidente al doctor Danilo Aguirre Solís; también eran miembros Rodolfo Tapia Molina, Pedro Reyes Vallejos y otros elementos valiosos.
¿Seguís siendo gremialista?
He mantenido mi afiliación durante los 28 años de vida gremial que tiene la UPN. Y cuando estuve en la Agencia Alemana de Prensa, donde compartí trabajo con Edgard Barberena, periodista de EL NUEVO DIARIO, formamos la Asociación de Corresponsales Extranjeros.
Por el momento estoy pendiente de afiliarme al Colegio de Periodistas de Nicaragua, porque quiero seguir siendo auténtico de la UPN.
¿Qué pensás del periodismo actual?
Los avances tecnológicos lo han vencido, me parece que en el momento actual el periodismo está viviendo nuevos retos por los momentos críticos que experimenta el país. Por los abusos de los dirigentes políticos. El periodista está de frente en la lucha por lograr avances institucionales importantes que permitan funciones aplicadas a derecho, a la moral, el beneficio social, la educación, la salud y todo lo que constituya el desarrollo integral de una sociedad. El periodismo padece del presiones de grupos de poder que cada día se han venido adueñando más de los destinos de la nación, lo que siente y sufre la población debe ser divulgado en forma clara y precisa por los periodistas. Hay medios aún en Nicaragua que practican el derecho de la libertad de prensa que tanto costó al país.
¿Y de los periodistas?
En el momento actual el virus que más afecta al periodista es la comodidad y la ineficiencia, que producen la falta de valor para enfrentar las realidades de acuerdo al interés social que tiene la comunidad. En la formación de las últimas generaciones de periodistas se puede apreciar que son pocos los elementos que tienen la posibilidad y la voluntad de decir las cosas en “Alto y Claro”, para que puedan ser escuchados y entendidos. El periodista debe entender que los ojos del pueblo están pendientes de su actuación.

José Esteban, el sociólogo
Muchas de las personas que conocen al periodista José Esteban Quezada, ignoran que se graduó de sociólogo en 1988, en la Universidad Centroamericana, UCA.
En esta misma Universidad actualizó conocimientos en periodismo mediante un curso “que me ha permitido mezclar las dos profesiones y darle un enfoque más adecuado a la noticia, buscaba darle más contenido al trabajo periodístico”, sostiene.
¿El trabajo periodístico no ha afectado tu vida familiar?
Mi vida familiar ha sido feliz junto a mis hijas Jazmina, arquitecta; Sabrina y Tania, periodistas y Carolina, abogada. Dos retoños que también han sido parte de mi vida familiar son Mauricio y Cecilia, ambos hijos de mi esposa fallecida Cecilia Loyman Wong.
Sobre su futuro de vida dice que la enfermedad que padece le llevó a reflexionar que la mejor lucha es la tranquilidad y paz espiritual, y se logra pensando cómo hacer el bien “fajándose con el Señor en un diálogo sobre lo que demanda y pueda aportar para beneficio común.
“La vida con tranquilidad no es sostenida por el afán egoísta, sino por compartir para lograr beneficios para otros. Hoy me puedo morir, teniendo aún muchas cosas pendientes, pero no le puedo negar el derecho al Señor de llevarme a la hora que quiera”.
¿Cuáles son esas cosas pendientes?
Que los medios donde trabajo tengan más incidencia en la procura del bien común. A mí me satisface haber participado en la fundación de otra radio y que sean medios de comunicación importantes. Radio 580 es una emisora de primera, Radio 800, también está en proyección; Radio Catarina, es una radio con una proyección popular que lleva recreación, información y cultura a una gente que estaba marginada de las atenciones de los medios de comunicación.

Periodista en cifras
* José Esteban Quezada Gamero nació el 23 de noviembre de 1943 en León. Vivió en el barrio San Juan, hasta que viajó a Managua en 1959. Regresó a León en el 62 y se vino definitivamente a la capital en 1970. En 1965 se casó por primera vez con Oneyda Ardila, con quien procreó cua-tro hijas. Posteriormente se casó con Cecilia Loyman Wong --fallecida en 1996-- y actualmente tiene una vida de pareja con Candelaria Pavón Osorio, una muchacha de Niquinohomo.
* Anécdota: “Una noche, en el camino a La Curva, en Niquinohomo, el vehículo que conducía se quedó pegado en un atolladero, y dos personas que ya se encontraban descansando, porque era noche, al escuchar el ruido del motor dejaron sus camas para ayudarme a sacar el vehículo. Ellos eran Milton Norori y su compañera. Esa solidaridad sólo se ven en el campo en La Meseta de los Pueblos. Trato de devolverles un poco, y ya me ha tocado sacar enfermos a los hospitales, algo muy común en la zona”.