Nacional

33 muertes por intoxicación y la cifra aumentan

Desde el domingo pasado los médicos del hospital metropolitano de León atendieron a 270 personas intoxicadas por el consumo del aguardiente conocido popularmente como "guaro lija".

Las muertes por intoxicación masiva con aguardiente adulterado con metanol suman 33 este sábado, pero aún hay personas que se encuentran en condición crítica con diagnóstico reservado, dijeron fuentes médicas.
El director del hospital metropolitano de León, Félix Rivera, dijo que desde el domingo pasado atendieron a 270 personas intoxicadas por el consumo del aguardiente conocido popularmente como "guaro lija" y que se habría mezclado con metanol (alcohol de madera) que es letal.
La mayoría de pacientes ingresados al hospital procedían del área urbana de León, lo que según la ministra de Salud, Margarita Gurdián, manifiesta que todavía "se sigue vendiendo licor, la gente sigue comprando y se siguen recibiendo más pacientes en el hospital".
Buscan antídoto
La funcionaria anuncio que gestionan con la Organización Panamericana de Salud (OPS) la obtención de un antídoto para tratar a las personas que han consumido metanol.
Químico que provoca ceguera
Esta sustancia es un químico que provoca ceguera irreversible y la muerte tras una severa alteración del sistema nervioso central. Síntomas como mareos, náuseas y ardor en los ojos comienzan a manifestarse entre 24 y 48 horas después de la ingesta, según los especialistas.
El guaro lija, obtenido por destilación de la caña de azúcar, también es usado por la población en medicina popular para preparar jarabes a base de yerbas y raíces, curar 'mal de ojos' de recién nacidos, entre otros usos domésticos.
El vicario de la Diócesis de León, Antonio Selva hizo un llamado vehemente a los expendedores a que "en nombre de Dios no sigan vendiendo guaro", tras mencionar que los únicos que están siendo afectados por la intoxicaciones son los pobres.
Investigan si hay mano criminal
Como medida preventiva las autoridades de Salud y la Policía extendieron la incautación del aguardiente que se distribuye a granel en León, Managua, Masaya y Granada.
La Policía investiga el origen de las intoxicaciones "si detrás de estas muertes hay mano criminal o alguna intención", declaró su titular, comisionada Aminta Granera.