Nacional

Decreto contra guaro a granel

* Todos los Silais del país procederán contra los expendios que no tengan registro sanitario * Un médico leonés pecó sobre advertido y hoy paga las consecuencias

Melvin Martínez

Al menos 22 pacientes trasladados de emergencia hacia Managua están siendo atendidos en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, donde al menos cuatro de ellos se encuentran en grave estado de salud, informó el doctor Israel Kontorovsky, viceministro de Salud.
Kontorovsky, quien permaneció en el “Lenín”, afirmó que los pacientes fueron remitidos a Managua ante lo saturadas que se encuentran las salas del Hospital Escuela “Oscar Danilo Rosales”, donde la cantidad de pacientes atendidos asciende a más de 100.
“Los pacientes hospitalizados en el “Lenín” están estables, aunque muchos de ellos con secuelas que serán permanentes en la vista. Tenemos 21 en el “Lenín” y un médico afectado en el Hospital Militar”, dijo.
De los pacientes trasladados de urgencia a la capital, tres se encuentran en salas diferentes en estado sumamente delicado. Los familiares de los intoxicados se mantienen con mucho nerviosismo en las afueras del hospital, a la espera de un milagro que les devuelva con vida a sus seres queridos.
La sintomatología de todos los afectados es la misma: afección cerebral y renal, vómitos, mareos y ardor en la vista, entre otros malestares ocasionados por el alto nivel de consumo de metanol.
La ministra de Salud, Margarita Gurdián, afirmó que el traslado es para descongestionar las salas y para que el trabajo no repose sobre el personal de salud de este hospital, que no ha descansado desde que se presentaron los primeros casos, el pasado 3 de septiembre.
Decomisos en todo el país
La ministra Gurdián emitió un decreto ministerial en el que instruye a los Sistemas Locales de Atención Integral en Salud, Silais, del país, proceder al decomiso inmediato de licor a granel, aguardiente y guaro lija no envasado, en aquellos establecimientos que no cuenten con su debido registro sanitario.
Gurdián indicó que son medidas para prevenir que las afecciones se sigan extendiendo por los diferentes municipios del país.
Ante la presencia de los funcionarios del Minsa en los expendios de aguardiente, los dueños deberán presentar licencia sanitaria y cumplir con otros requisitos, en algunos casos deben presentar etiquetado y envasado.
“Instruimos a todos los directores de Silais para que se coordinen con las delegaciones departamentales de la Policía, para que procedan al decomiso del licor a granel y guaro lija no envasado en todo establecimiento que no cuente con registro sanitario”, dijo.
Ayer, Gurdián permaneció en la ciudad de León, donde procedieron al decomiso de grandes cantidades de licor, pues nuevos casos de intoxicados se presentaron en municipios más alejados del casco urbano, como Malpaisillo.
La emergencia implica la suspensión inmediata, la venta, distribución, comercialización y consumo de licor, sea aguardiente o guaro lija, quedando permitidas sólo la venta y distribución del licor envasado y sellado, con su registro sanitario vigente.
Afirmó que los estudiantes de Medicina de la UNAN-León realizaron labores de perifoneo para persuadir a los ciudadanos a que se abstuvieran de continuar consumiendo licor. Además, participaron en las labores de requisa de productos en conjunto con la Policía de este departamento.
Para los cantineros del Mercado Oriental, ayer no fue su día. A 36 cantinas de ese centro de comercio se les incautó más de 1,500 litros de aguardiente. Ninguno de los locales presentaba licencia sanitaria.
Ante el decreto ministerial, las requisas se extendieron por todo el país. En Tipitapa se ocuparon 2,300 litros de guaro no envasado en diferentes barrios del municipio.
"El trabajo se efectuó en conjunto con las autoridades del Silais y se visitó cuatro lugares donde se distribuye y se expende este tipo de licor. Esta medida obedece a las muertes ocurridas en León", indicó el segundo jefe policial de Tipitapa, Edmundo Vindell.
En el departamento de Managua se incautó cerca de 5 mil litros de guarón, requisados en 148 establecimientos, informaron autoridades del Sistema Local de Atención en Salud, Silais.
Granera: aún investigamos
La Policía de León no ha podido determinar cuál de los expendios clandestinos utilizó el químico de uso industrial metanol, combinado con agua y aguardiente, causante de la intoxicación.
La Directora General de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, expresó ayer que continúan las investigaciones para determinar si hubo o no mano criminal en la distribución y venta de guarón en la ciudad de León.
“No quiero adelantar las investigaciones hasta que reciba el informe conclusivo. Estamos investigando lo que nos compete, si detrás de estas muertes hay mano criminal o alguna intención. Le corresponde al Minsa o a las autoridades pertinentes determinar otro tipo de medidas”, dijo.
Granera también manifestó que no descartan nada en este caso, por lo cual se encuentra trabajado un grupo especial del Laboratorio Central de Criminalística de cara a esta problemática en la ciudad metropolitana.
“Hoy fue la brigada especial a reforzar a la Policía de León para retirar de los expendios este tipo de licor. Están todos los expendios de Poneloya y Las Peñitas cerrados, y los distintos expendios de este tipo de licor en León”, finalizó.
En Estelí, la tragedia de los leoneses les ha servido para recordar “viejas experiencias”. Las autoridades de Salud de este departamento no han querido profundizar acerca del gran número de casos de intoxicados que hay en la ciudad, pese a que hace algunos años se vivió algo similar, aunque con una mínima cantidad de fallecidos.

Médico leones pecó sobre advertido
El doctor Luis Manuel Vanegas, médico anestesiólogo del Hospital “Oscar Danilo Rosales”, se encuentra en estado crítico en el Hospital Militar de Managua, con ventilación asistida y en estado inconsciente, con pronóstico reservado.
“Él ya conocía de la emergencia y la tragedia que estaba acaeciendo en la ciudad, sin embargo, tomó la decisión de irse a tomar sus tragos”, dijo el viceministro de Salud, Israel Kontorovsky. El doctor Vanegas es el único que recibe atención en este centro asistencial.
Afirmó que las autoridades del Minsa ya habían sostenido reuniones con el personal del hospital para hacerle frente a la emergencia en la ciudad. “Es lamentable, porque ya habían decretado la alerta sanitaria”, afirmó.

(Con la colaboración de Heberto Rodríguez, Orlando Barrios y Máximo Rugama)