Nacional

Contraloría suspende compra de camionetas

* Administrador insistió en cambiar flota hasta que fue regañado por presidente de ente fiscalizador

Luis Galeano

La intención del director administrativo financiero de la Contraloría, René Ruiz Tablada, de comprar cinco nuevas camionetonas para los colegiados, que juntas sumarían casi 5 millones de córdobas, quedó sepultada ayer cuando los cinco contralores --unos más conformes que otros-- decidieron descartar esa adquisición para el próximo año.
“No se va a comprar ni una sola de esas camionetas, ya lo decidimos, porque no es posible que utilicemos recursos que tanto necesita esta institución para otras áreas, en la compra de esos vehículos”, informó el presidente contralor Guillermo Argüello Poessy.
En la misma línea se pronunció el vicepresidente del ente fiscalizador Luis Ángel Montenegro, quien afirmó que la propuesta de Ruiz Tablada está completamente fuera de lugar, debido a que los vehículos que tienen actualmente están en perfectas condiciones.
Algunos las querían
“Sólo en esas camionetas estamos hablando de 5 millones de córdobas, y me parece que ese dinero debería utilizarse en beneficio de los trabajadores”, dijo Montenegro, quien afirmó que la decisión fue recibida con desagrado por algunos de sus colegas que ya se miraban sentados en las nuevas máquinas.
Los cinco contralores se movilizan en cinco camionetonas Toyota Prado, que fueron adquiridas en 2000, cuando se colegió la entidad, y que se encuentran en perfecta condiciones, sin embargo, Ruiz Tablada consideraba que esas máquinas deben renovarse para mejorar la flota vehicular del ente fiscalizador. Cada camioneta de las que se iban a comprar cuesta 50 mil dólares.
“Creo que fue un exceso del administrador programar la compra de esas camionetas, porque el vehículo que yo ando ya tiene seis años de uso y puedo andar en él cinco años más, así que por eso me opuse a esa compra”, dijo Montenegro.
“Yo como administrativo tengo la facultad de proyectar gastos para el próximo año y, efectivamente, voy a presentarle al Consejo en la propuesta de presupuesto la compra de esos vehículos, porque ya es necesario renovar la flota vehicular de ellos, y será el Consejo el que decida”, dijo Ruiz Tablada, quien inmediatamente fue regañado por Argüello Poessy al enterarse de sus intenciones y le pidió sacarlo de la lista.
Alcanzan acuerdos con los trabajadores
El dinero que sería utilizado en la adquisición de esas camionetas, se usará al parecer para responder a las demandas de mejoras salariales de los trabajadores del ente fiscalizador, que el jueves realizaron una huelga parcial procurando mejorar sus sueldos.
Argüello Poessy informó que ayer acordaron con los sindicatos que representan a los trabajadores, un aumento de 15 por ciento para los que ganan menos de C$ 16,000, ajuste del 7% para los que ganan más de C$ 20,000 y de 5% para los empleados que se ubiquen encima de los C$ 21,000. El aumento no contempla a los contralores.